Cheesecake de Oreo sin hornear

Las galletas Oreo son una de las más famosas galletas en el mundo! Sándwiches redondos de galleta de chocolate con relleno de crema dulce, deliciosas. Hay muchas maneras de preparar tartas frías de oreo, pero en este caso haremos una cheesecake de Oreo fría, sin necesidad de hornear.

Si la queréis preparar debéis contar con que al llevar gelatina y ser una tarta cheesecake de oreo fría, deberá reposar 3h en la nevera. Dejando de lado eso, la elaboración de la cheesecake de oreo es sencilla y el resultado es delicioso. Podéis prepararla como tarta de cumpleaños para algún ser querido o como postre especial para cualquier ocasión.

Cheesecake de Oreo sin hornear

Ingredientes Cheesecake Oreo

  • 90 gr de Galleta Oreo picada (Sin el relleno)
  • 40 gr de Mantequilla sin sal deshecha
  • 250 gr de Crema de Queso
  • 60 gr de Leche Condensada
  • 2 gr Extracto de Vainilla
  • 4 gr Gelatina líquida
  • 200 gr Nata Montada ( Sólo montada al 50% )
  • 10 Oreos
  • Polvo de Galleta Oreo ( Galleta picada muy fina sin el relleno )
  • 4 Galletas Oreo ( Para decorar la tarta por encima )

Cómo preparar la tarta Cheesecake de Oreo:

  1. El primer paso será desmontar unas cuantas galletas y separar por un lado el relleno y por el otro la galleta, en boles diferentes. Con la galleta, necesitaremos picar 90 gr para hacer la base de la tarta.
  2. Podemos picar triturando con una picadora o minipimer. Le añadimos en un bol la mantequilla previamente deshecha y mezclamos con una lengua de silicona hasta que toda la galleta picada esté húmeda por la mantequilla.
  3. Cogemos un molde redondo y presionamos la mezcla de galleta picada con mantequilla en el fondo para formar la base. El molde que yo utilizo es de 15cm x 7cm. Lo metemos tapado con film en la nevera para que la base se endurezca.
  4. Ahora cogemos otro bol grande y con unas varillas de silicona batimos la crema de queso a mano, a esto le añadimos el extracto de vainilla y la leche condensada. Mezclamos otra vez y añadimos 4gr de gelatina líquida a la mezcla.
  5. En otro bol batimos la nata pero a un 50%, es decir, no la acabamos de montar, la dejamos con cuerpo pero algo líquida. Cuando la tengamos la añadimos al bol que contiene la mezcla de la crema de queso con los demás ingredientes y mezclamos un poco más con las varillas. Nos tiene que quedar una mezcla cremosa.
  6. Cogemos las 10 galletas oreo enteras y con las manos las partimos en 4 o 5 trozos cada una y las vamos añadiendo a la mezcla de nata y queso. Ahora mezclamos pero con una lengua de silicona, para que se incorporen bien en la masa.
  7. Sacamos el molde con la base de galleta de la nevera y ponemos encima la mezcla que acabamos de hacer, distribuyéndola bien con ayuda de la lengua para que quede uniforme, y la llevaremos a la nevera. Tiene que reposar allí 3 horas. Podemos darle unos ligeros toques al molde contra la encimera, con cuidado, para evitar que se formen burbujas o huecos.
  8. Pasadas esas 3 horas, con ayuda de un paño húmedo caliente vamos a desmoldar la tarta.
  9. Ahora cogemos otra vez y picamos aún más fino que la que utilizamos para la base galletas oreo. Otra vez sólo la parte de chocolate, sin el relleno. Con el polvo vamos a decorar los laterales de la tarta, con ayuda de una mano iremos colocando el polvo alrededor de la tarta. Presionando suavemente para que se quede pegada.
  10. Y finalmente añadimos también el polvo de galleta oreo por la parte superior de la tarta, así quedará toda cubierta por el polvo de galleta.
  11. Con las galletas que guardamos para decorar, las partimos por la mitad y las colocamos encima de la tarta.
Añadimos el polvo de galleta por alrededor de toda la tarta Cheesecake de Oreo.
Tarta Cheesecake de Oreo decorada.

Hecho esto ya tenemos la tarta lista, el tiempo de elaboración son unas 3 h y media debido a que tiene que reposar mucho rato en la nevera. Pero la elaboración en sí de ésta es bastante fácil y el resultado es buenísimo.

Bon appétit chefs!

Receta Tarta Tatin de Manzana

Ayer mi hermana y su pareja volvían de vacaciones. Se iban a pasar por casa por la tarde, a merendar, y a mi madre se le ocurrió que podríamos preparar una gran merienda. Así que decidió que prepararíamos: una tortilla de patatas, una tarta tatin de manzana, unos sándwiches rellenos de crema de aguacate y una tabla de quesos con higos.

Un montón de comida vaya, de la que yo creía que no comería ni la mitad, porque comí sobre las 3 de la tarde y la merienda la hicimos sobre las seis y media. Pero vaya si comí… El caso es que preparé por primera vez la tarta tatin de manzana. He de decir, que la masa la compramos hecha, sólo hice la otra parte de la receta. Pero bueno, por algo se empieza. Y la verdad es que si como yo, compráis la masa quebrada, es una receta facilísima de hacer y queda deliciosa. Si decidís preparar vosotros la masa quebrada seguro que queda aún más rica, yo me animaré a intentarlo la próxima vez. Pero en cualquier caso, vamos a ver los ingredientes y cómo se prepara esta famosa receta francesa.

Receta Tarta Tatin de Manzana

Ingredientes Tarta Tatin:

  • 5 Manzanas cortadas a gajos.
  • 70 gr de Mantequilla
  • 200 gr de Azúcar
  • Masa quebrada
  • Canela
  • Sartén o cazuela apta para el horno
  • Helado de Vainilla o Nata montada para acompañar

Cómo preparar la Tarta Tatin de manzana:

  1. Empezamos pelando y cortando las manzanas a gajos.
  2. Cogemos una sartén o cazuela apta para horno ( la mía por ejemplo lo era si le quitabas el mango, tenía el mango desmontable ). Y ponemos a precalentar el horno a 180ºC, con calor arriba y abajo.
  3. Ponemos la cazuela a fuego medio, y añadimos la mantequilla y el azúcar. Cuando se esté ya formando «caramelo» añadimos las manzanas cortadas a gajos. Y vamos removiendo con una cuchara de madera.
  4. Las dejamos cocinar un ratito, hasta que las pinchemos y notemos que están algo blandas. Entonces añadimos canela al gusto, removemos y apagamos el fuego.
  5. Cogemos la masa quebrada y recortamos si vemos que nos sobra mucha. Ahora la vamos a colocar encima de las manzanas (que siguen dentro de la cazuela) y vamos a arremeter los bordes hacia dentro. Esto se hace así ya que estamos montando la tarta al revés.
  6. Una vez hemos empujado los bordes hacia dentro, le hacemos unos cuantos agujeritos por toda la masa.
  7. Hecho esto llevamos la cazuela al horno, y dejamos hornear entre 25 y 30 minutos.
  8. Una vez pasado ese tiempo, retiramos del horno. Y antes de que se enfríe, colocamos un plato debajo y damos la vuelta. Ahora sí tendremos las manzanas con su caramelo hacia arriba y la masa quebrada habrá quedado debajo, como en una tarta normal.
  9. Se puede servir junto con helado de vainilla o nata montada, ambas cosas quedan genial. En nuestro caso utilizamos nata montada y fue todo un acierto. Pero seguro que con una bola de helado de vainilla y algo de galleta picada tipo Lotus también queda delicioso!

Bon appétit chefs!