Receta Sándwich de Queso Gouda fundido y Manzana. Fácil y rápido de preparar!

Hoy comparto esta receta porque estaba recordando mi último viaje a Escocia y fue una de las comidas que más disfruté. En un pub pequeño, alejado de las calles turísticas, con suelo de moqueta, chimenea y ambiente puramente escocés. Serían las 12 del mediodía o incluso antes y acabábamos de visitar el castillo de Edimburgo cuando nos entró hambre y ganas de una cerveza. Qué bien hicimos en hacerle caso al guía, el sitio era auténtico, servían menú del día – que para ser de allí era bastante barato – y lo mejor, se estaba calentito!

El menú no incluía demasiado, la cocina del pub era bastante básica, sopas de verduras de temporada de primero y de segundo un sándwich a elegir. Nunca había probado un sándwich de queso con manzana, y al leerlo me sorprendió, ni siquiera lo hacían con Gouda, era queso azul, pero fue leerlo y la boca se me hizo agua. ¡Después de haberlo probado ya os advierto que queda mejor para mi gusto con queso gouda, pero si queréis probarlo con queso azul tampoco os disgustará!

Esta receta es muy sencilla y me parece una idea maravillosa para una cena rápida o una comida para llevar al trabajo o a la escuela. Se hace en menos de 5 minutos. Vamos con los ingredientes:

Ingredientes para 1 Sándwich de Queso Gouda y Manzana

Si no te gusta la rúcula puedes quitar sin problemas eso, el sabor del sándwich no variará mucho. A mí es que me gusta a veces meter verduras donde puedo jajajaj

Bien teniendo ya los ingredientes vamos con los pasos a seguir para preparar nuestra receta…

Elaboración del Sándwich de Queso Gouda y Manzana :


1. Primero de todo pelamos la manzana y la cortamos a rodajas de tamaño medio, que no queden ni muy finas ni muy gruesas.

2. Ponemos una sartén a fuego medio-alto y untamos las rebanadas de pan con mantequilla para acto seguido ponerlas a dorar en la sartén. En las partes interiores ( es decir las que no están boca-abajo en la sartén ) añadimos primero una lámina de queso, la manzana a rodajas y la otra lámina de queso. Si te gusta la rúcula añádela también en este paso justo encima de la segunda loncha de queso.

3. Hecho esto sólo queda cerrar el sándwich con la otra rebanada y dejar tostar al gusto. A mí me gusta que el pan quede bien crujiente.

4. Emplatar o envolver para llevar y listo! Sólo queda que disfrutes de tu sándwich.

Es una receta tan fácil y rápida que tienes que probarla y además dejarme en los comentarios qué tal te ha parecido!

Bon appétit chefs, hasta la próxima!

Primera receta: Sándwich caliente de pollo

¡Una cena rápida, fácil y deliciosa!

Esta receta se puede hacer en 10 minutos, es sencilla pero queda riquísima. A veces apetece no demorarse mucho en la cocina y simplemente disfrutar de un buen sabor después de un largo día de trabajo. Espero que te animes y te guste!

Antes de que leas los ingredientes y empieces a descartar algún ingrediente que te falte tranquil@, una de las mejores cosas de esta receta es que da mucho juego en cuanto a eso. No hace falta que el queso sea exactamente el que yo he puesto, o si no eres fan de la rúcula también la puedes descartar. Lo genial de esta receta es que el sándwich puedes personalizarlo a tu gusto.

Ingredientes para el sándwich de pollo y huevo:

(1 ración)

  • 3 Rebanadas de pan de molde
  • 15 gr Mantequilla
  • Mayonesa
  • 2 Medallones de queso de cabra (Como he dicho antes puedes elegir cambiarlo por un par de lonchas del que más te guste)
  • 1 Filete de pechuga de pollo
  • Unas gotas de aceite (para hacer el pollo y el huevo)
  • 1 Huevo
  • Unas hojas de rúcula, si lo prefieres puedes cambiarlo por lechuga
  • Una pizca de sal

Como hacer el sándwich de pollo y huevo

  • Primero calentamos unas gotas de aceite en la sartén y hacemos el pollo salpimentando al gusto.
  • Retiramos el pollo y pasamos a hacer el huevo. Recuerda salar la yema a tu gusto. Dependiendo de como prefieras la yema, menos o más hecha, al darle la vuelta con la espátula puedes darle un golpe para que se rompa y se haga. Por el contrario, si te gusta que se derrame al comerla (yo lo adoro), no la dejes demasiado en el fuego y retira rápido.
  • Bien, hechos ya el pollo y el huevo los dejamos en el plato a la espera de montar el sándwich.
  • Ahora toca untar las rebanadas de pan con mantequilla para ponerlas también en la sartén a dorar, en mi caso solo he untado dos caras de las tres rebanadas. La que quedará arriba y la de abajo, si lo prefieres más crujiente haz esto en todas las rebanadas y ambas caras.
  • En una de las rebanadas añadimos el queso aún cuando está en la sartén para que se deshaga.
  • Hecho esto pasamos al montaje del sándwich de tres pisos. Por tanto ponemos la rebanada con el queso derretido abajo y colocamos encima la pechuga de pollo. Ahora añadimos la segunda rebanada de pan y en la cara que queda hacia arriba untamos con mayonesa.
  • Encima de la mayonesa añadimos el huevo a la plancha y las hojas de rúcula y tapamos con la última rebanada. Recuerda que si sólo untaste dos caras con mantequilla las más crujientes van abajo del sándwich y arriba!
  • En este último piso si lo deseas puedes añadir unas rodajas de tomate por ejemplo. Como ya he dicho lo que me gusta de esta receta es que puedes hacerla tuya, lo importante es la idea.

Pues eso es todo! No requiere demasiado tiempo y además tiene ingredientes que solemos tener por la cocina. Si no te da pereza y eres como yo que aprecias más una mayonesa hecha a mano que una embotellada te recomiendo que la hagas tú.

Bon appétit chefs!