Receta Brownies con nueces

Brownies con nueces, una receta indispensable si eres un adicto al chocolate!

Los brownies son una de mis recetas preferidas para postres, sobretodo la que lleva nueces. Me encanta el contraste de lo blandito que es con los trozos crujientes de nueces, además si lo acompañas con una bola de helado, un poco de nata montada o dulce de leche está más que delicioso.

Es una receta bastante fácil de preparar y los resultados son geniales. El brownie realmente se creó por un error que cometió un cocinero al no añadir levadura a su bizcocho de chocolate, curioso eh?

Ingredientes para elaborar nuestros brownies con nueces:

  • 150 Gr de Chocolate Negro para postres
  • 100 Gr de Mantequilla sin Sal
  • 150 Gr de Azúcar
  • 80 Gr de Harina de repostería
  • 3 Huevos
  • 75 Gr de Nueces troceadas
  • 1 Cucharada de Esencia de Vainilla

¿Cómo hacer los brownies con nueces? Pasos a seguir:

  1. Antes que nada vamos a poner el horno a precalentar a 180ºC y mientras tanto vamos a ir preparando la receta.
  2. Ponemos el chocolate negro a fundirse al baño maría y le añadimos la mantequilla troceada. Cuando los dos ingredientes se hayan derretido completamente los apartamos del fuego.
  3. En un bol nos ponemos a batir los huevos mientras poco a poco vamos añadiendo el azúcar. Cuando la mezcla nos quede como una pasta lo añadimos junto con el chocolate y la mantequilla.
  4. Con una espátula ayudamos a que los ingredientes se mezclen bien realizando movimientos envolventes. Entonces añadimos la harina tamizada a esta mezcla y el toque de esencia de vainilla, los volvemos a mezclar de nuevo ahora con la ayuda de unas varillas.
  5. Troceamos las nueces un poco y las añadimos a la mezcla. Ahora ya queda verter nuestra masa de brownies en el molde, recordad que es mejor escoger uno ancho y bajo que no pequeño y profundo.
  6. Añadimos papel de horno a nuestro molde para que no se nos peguen los brownies y vertemos la masa en él. Introducimos el molde en el horno que ya debería haber alcanzado los 180º y los dejamos hornear durante al menos 25 minutos.
  7. Pasado este tiempo podemos mirar si ya está hecho y si le faltase un poco dejarlo otros 5 minutos.
  8. Hecho esto desmoldamos los brownies y primero los dejamos enfriar. Una vez se hayan templado ya podemos cortarlos a cuadrados y servir en un plato con una bola de helado, un poco de nata montada, dulce de leche o simplemente azúcar glas!

Espero que lo probéis y que os queden ricos y sobretodo que sea una receta que repitáis muchas veces. Si tú prefieres los brownies sin nueces te animo a probar la receta igualmente sin añadirlas, quedará igualmente deliciosa. Algunas veces he probado a echar también una cucharadita de canela en polvo o incluso a parte de las nueces unas pocas almendras. También son buenas ideas, hay bastantes variantes de esta receta y siempre se pueden encontrar ideas nuevas para hacer los brownies más ricos.

Bon appétit chefs golosos

Receta fácil de hummus o humus de garbanzos

El hummus es un plato originario del antiguo Egipto, y es básicamente un puré de garbanzos con aceite, tahín, jugo de limón y pimentón. La receta es muy fácil de hacer y no se necesitan muchos ingredientes, pero está deliciosa! Hay recetas en las que no utilizan tahín, puedes prescindir de ponerlo si quieres aunque a mí me parece que le da un toque estupendo. El tahín es una pasta de sésamo. Puedes combinar tu receta de hummus con pan de pita, con palitos de zanahoria, pepino, olivas… Incluso untarla en el pan para hacer algún bocadillo o sándwich.

Ingredientes para hacer el hummus:

  • 400 Gr de Garbanzos
  • 60 Ml de Aceite de Oliva Virgen Extra
  • 10 Ml de Aceite de Sésamo
  • 2 Dientes de Ajo
  • El jugo de 1/2 Limón
  • 1/2 Cucharadita de Sal
  • 1/2 Cucharadita de Comino
  • 1 Cucharada de Tahín
  • Pimentón de la vera dulce o picante al gusto

Cómo hacer el hummus:

  1. Primero de todo dejamos en remojo los garbanzos la noche antes, y al día siguiente los cocemos. Si lo prefieres puedes utilizar los que ya vienen cocidos y saltarte este paso.
  2. Limpiamos y escurrimos los garbanzos una vez los tenemos cocidos, pelamos los dos dientes de ajo y los echamos junto con los garbanzos en un bol.
  3. Añadimos al bol el aceite de oliva y el de sésamo, el tahín, el comino, la sal, el jugo de limón y batimos. ( Si no tienes batidora eléctrica puedes machacarlo con el mortero )
  4. Cuando veamos que la mezcla ya no tiene grumos paramos y servimos en un plato.
  5. Añadimos por encima el pimentón al gusto y un chorrito de aceite. Y ya tenemos el hummus listo, ahora sólo falta coger algo de pan o algunas verduras crudas y untar en el hummus. Delicioso!

Pues con esto ya tenemos preparado nuestro hummus, en apenas 5 minutos. Si queréis podéis añadir también por encima unas semillas de sésamo tostadas para tener una presentación preciosa del plato.

Es una receta que si la acompañamos con las verduras es totalmente sana y completa, si no lo has probado y leyendo esta receta te animas déjame un comentario! Espero que os guste, bon appétit chefs.

Receta fácil de ensalada con mandarina y vinagreta de cítricos

Aprende cómo hacer una ensalada con mandarina y una rica vinagreta de cítricos

No siempre he sido una amante de las ensaladas, la verdad que hasta hace unos años no empecé a cogerles el gusto. Lo más importante para disfrutar una ensalada probablemente sea el aliño adecuado, una buena vinagreta puede marcar la diferencia en la ensalada.

Las naranjas y las mandarinas son frutas de invierno, y qué mejor que desayunar un vaso de zumo de naranja recién exprimido? Pues disfrutar de ese sabor también en nuestras ensaladas! Debemos aprovechar los frutas del tiempo y de proximidad siempre que podamos. También hay que ser un poco creativo y descubrir qué alimentos te gusta combinar para hacer que una ensalada sea de todo menos aburrida. Muchas veces simplemente miro qué tengo en la nevera y le pongo todo lo que me gusta. Me encanta añadir a mis ensaladas unas setas salteadas, unos espárragos ( tanto verdes como blancos ) , sobretodo fruta y frutos secos! Una de las ensaladas que más estoy preparando últimamente en casa es esta ensalada con mandarina y una vinagreta de cítricos.

La combinación de esta ensalada es realmente deliciosa, por eso quiero compartirla con vosotros. Es muy fácil y rápida de preparar. Primero de todo te dejo con los ingredientes que necesitas.

Ingredientes para la ensalada con mandarina (4 raciones)

  • 4 Mandarinas
  • 300 Gr de Ensalada ( A mí me gusta mezclar la lechuga romana con algo de espinacas, rúcula y col lombarda )
  • 16 Tomates Cherry
  • 1 Cebolla cortada en juliana
  • 80 Gr de Frutos secos ( Almendras, Nueces y Pasas )

Ingredientes para la vinagreta de cítricos

  • 1 Naranja
  • 1/2 Limón
  • 1 Cda. Aceite de Oliva Virgen Extra
  • 1 Cdta. Pimienta negra
  • 1 Cda. de Mostaza con Miel
  • 1 Cdta. de Azúcar

Cómo hacer la ensalada con mandarina y vinagreta de cítricos:

  1. Pelamos y separamos los gajos de las mandarinas, cortándolos también cada uno por la mitad.
  2. Picamos la cebolla en juliana y cortamos los tomates cherry también por la mitad.
  3. Añadimos en un bol, las hojas de ensalada que queramos. En mi caso cómo he dicho antes, me gusta combinar hojas de lechuga romana, rúcula, espinacas frescas y col lombarda.
  4. Añadimos al bol también la fruta, las verduras previamente cortadas y nuestro mix de frutos secos.
  5. Ahora pasamos a hacer el aliño, la vinagreta de cítricos. Cortamos y exprimimos el jugo de la naranja y del medio limón.
  6. Al jugo que hemos exprimido le añadimos una cucharada de aceite de oliva virgen extra, una cucharadita de pimienta negra, una cucharadita de azúcar y una cucharada de mostaza con miel.
  7. Mezclamos nuestra vinagreta y probamos, si hace falta añadimos una pizca de sal.
  8. Ahora añadimos la vinagreta al bol con nuestra ensalada y removemos para que el aliño se integre bien con los otros ingredientes.
  9. Voilà, la ensalada está servida!

Si te vas a llevar la ensalada en un tupper para el trabajo, recuerda guardarla separada del aliño y mezclar al momento de comerla!

Es una receta bien fácil y rápida de hacer, excelente si queremos comer algo ligero o como un primer plato para contentar a invitados en casa. Podéis ser creativos y añadirle algún ingrediente más, seguro que puede quedar bien con mil combinaciones.
Bon appétit chefs, hasta la próxima.

Receta del mejor caldo de verduras casero!

Nada de caldo de bote, hecho en casa todo sabe mejor. Descubre cómo hacer el mejor caldo de verduras casero.

Hoy comparto la receta que yo utilizo para hacer el mejor caldo de verduras casero, hace frío y desde ayer que no me encuentro demasiado bien, puesta a hacerlo he pensado en enseñárosla a vosotros también. Esta receta la podéis utilizar tanto para comerlo en una sopa con algo de pasta, como para hacer una crema de verduras o añadir a un buen arroz. Lo único que contiene esta receta son muchas muchas verduras y especias, nada más. En esta receta de caldo de verduras haremos unos 5 litros, no es necesario que hagas la misma cantidad, puedes poner la mitad de los ingredientes para conseguir la mitad de caldo o utilizar una parte para comerlo enseguida y la otra parte congelarla.

Sin enrollarme más vamos a ver todos los ingredientes que necesitamos para el caldo:

Qué ingredientes necesitamos para hacer el caldo de verduras:

Los pasos a seguir no son demasiados, pero aviso que al tratarse de un caldo no es una receta con un tiempo de preparación corto, tiene una cocción larga y a fuego medio. Por lo tanto quizás es buena idea hacerla pronto por la mañana para tenerla a mediodía, o dejarla preparada de la tarde anterior.

Vamos con la explicación de la receta.

Pasos a seguir para elaborar nuestro caldo de verduras:

  1. Empezamos lavando muy bien nuestras verduras y quitando la piel de las cebollas, la calabaza y los ajos.
  2. Cortamos a cuadrados la calabaza, picamos el perejil y añadimos los 5 litros de agua a una olla que la ponemos a fuego medio.
  3. Introducimos nuestras verduras previamente lavadas, tapamos y dejamos cocinar durante dos horas y media.
  4. Pasadas las dos horas y media probamos, echamos dos cucharaditas de sal, una de pimienta y media de jengibre molido y dejamos cocinar media hora más.
  5. Hecho esto ya tendríamos el caldo con un buen sabor, podemos volver a probar y corregir de sal si es necesario. Colamos el caldo y si os gusta como a mí, añadís algún trozo de col al plato y algún trozo de calabaza.
  6. Si queréis utilizarlo para una sopa bien rica a mí personalmente me gusta añadir a mi plato un huevo poco cocido y unos fideos cabellín.
    Creo que el gusto que le da la yema cremosa al deshacerse en el caldo de verduras es delicioso.

Y ya lo tendríais, el mejor caldo de verduras casero, sin pastillas de avecrem ni nada, sabor natural y casero. Podéis utilizar las verduras ya cocidas también para añadir en cremas de verduras aunque a mí sinceramente cuando hago cremas me gusta dorarlas antes en una sartén… Lo dejo para otra receta.

Bon appétit chefs!

Receta Sándwich de Queso Gouda fundido y Manzana. Fácil y rápido de preparar!

Hoy comparto esta receta porque estaba recordando mi último viaje a Escocia y fue una de las comidas que más disfruté. En un pub pequeño, alejado de las calles turísticas, con suelo de moqueta, chimenea y ambiente puramente escocés. Serían las 12 del mediodía o incluso antes y acabábamos de visitar el castillo de Edimburgo cuando nos entró hambre y ganas de una cerveza. Qué bien hicimos en hacerle caso al guía, el sitio era auténtico, servían menú del día – que para ser de allí era bastante barato – y lo mejor, se estaba calentito!

El menú no incluía demasiado, la cocina del pub era bastante básica, sopas de verduras de temporada de primero y de segundo un sándwich a elegir. Nunca había probado un sándwich de queso con manzana, y al leerlo me sorprendió, ni siquiera lo hacían con Gouda, era queso azul, pero fue leerlo y la boca se me hizo agua. ¡Después de haberlo probado ya os advierto que queda mejor para mi gusto con queso gouda, pero si queréis probarlo con queso azul tampoco os disgustará!

Esta receta es muy sencilla y me parece una idea maravillosa para una cena rápida o una comida para llevar al trabajo o a la escuela. Se hace en menos de 5 minutos. Vamos con los ingredientes:

Ingredientes para 1 Sándwich de Queso Gouda y Manzana

Si no te gusta la rúcula puedes quitar sin problemas eso, el sabor del sándwich no variará mucho. A mí es que me gusta a veces meter verduras donde puedo jajajaj

Bien teniendo ya los ingredientes vamos con los pasos a seguir para preparar nuestra receta…

Elaboración del Sándwich de Queso Gouda y Manzana :


1. Primero de todo pelamos la manzana y la cortamos a rodajas de tamaño medio, que no queden ni muy finas ni muy gruesas.

2. Ponemos una sartén a fuego medio-alto y untamos las rebanadas de pan con mantequilla para acto seguido ponerlas a dorar en la sartén. En las partes interiores ( es decir las que no están boca-abajo en la sartén ) añadimos primero una lámina de queso, la manzana a rodajas y la otra lámina de queso. Si te gusta la rúcula añádela también en este paso justo encima de la segunda loncha de queso.

3. Hecho esto sólo queda cerrar el sándwich con la otra rebanada y dejar tostar al gusto. A mí me gusta que el pan quede bien crujiente.

4. Emplatar o envolver para llevar y listo! Sólo queda que disfrutes de tu sándwich.

Es una receta tan fácil y rápida que tienes que probarla y además dejarme en los comentarios qué tal te ha parecido!

Bon appétit chefs, hasta la próxima!

Receta de Ramen Vegetariano!

Receta de Ramen Vegetariano, fácil y delicioso!

El Ramen era una de esas comidas que me encantaba pedir cuando salía fuera a comer, pero no sabía su elaboración

Cada vez más los platos asiáticos van ganando popularidad en Europa, y es que esta sopa de fideos está repleta de ingredientes sabrosísimos y variados que hacen de ella una comida deliciosa. Además a quién no le apetece un bol de sopa caliente ahora? Probablemente hayas probado ya el Ramen pero quizás no sabes la receta para poder prepararlo también en casa. Realmente esta receta puedes adaptarla cambiando algunos ingredientes, por ejemplo si quieres añadirle carne. Si te apetece probar esta receta sigue leyendo…

Ingredientes para hacer 2 raciones de Ramen Vegetariano

– 150 Gr de Fideos chinos
– 1 Puerro
– 3 Dientes de Ajo
– 1 Zanahoria
– 1 Cebolleta
– Un puñado de setas que ya pueden ser Enoki, Shiitake o si lo prefieres Champiñones. En mi caso lo he preparado con Enoki ya que adoro su textura al morderlas.
– 1 Puñado de Algas Wakame
– 1 Trozo de Jengibre
– 1 Rama de Apio
– Perejil fresco al gusto
– Salsa de Soja
– Sal al gusto
– Aceite de Sésamo

Cómo se hace el Ramen Vegetariano:

Bien, teniendo ya listos los ingredientes vamos con los pasos a seguir:

1.Primero de todo vamos a pelar y picar los 3 dientes de ajo y vamos a ponerlos en una cazuela a dorar con una cucharada de aceite de sésamo. De mientras pelamos y cortamos la cebolleta y el puerro y los añadimos a la cazuela junto con los ajos. A fuego medio y vamos dejando que se pochen.

2.Cogemos la zanahoria y con el propio pelador la cortamos a tiras, troceamos un poco las setas y el apio. Pelamos y picamos un trozo de jengibre y añadimos todos estos ingredientes cortados a la cazuela.

3.Cuando las verduras estén ya algo blandas añadimos dos cucharadas soperas de salsa de soja a la cazuela con una pizca de sal y dejamos cocinar durante 3 minutos. Removiendo con cuidado.

4.Cubrimos las verduras con unos 700 ml de agua y añadimos las algas, enteras o troceadas como más os gusten. Hecho esto dejamos cocer el caldo a fuego medio durante unos 30 minutos.

5.Pasado este tiempo probamos el caldo y rectificamos de sal si es necesario, si lo queréis un pelín picante podéis añadir una pizca de pimentón picante.

6.Dejamos que el caldo siga cociéndose en una cazuela a fuego bajo y ponemos a hervir en otra olla agua para cocer los fideos. Añadimos los fideos chinos cuando el agua hierva y nada más los dejamos de 2 a 3 minutos, ya que son tan finos que se cuecen muy rápido.

7.Hecho esto el plato ya está listo, cogemos dos boles y en primer lugar añadimos los fideos y después les añadimos por encima el caldo de verduras. Servimos con un poco de perejil picado encima y voilá! A disfrutar del ramen se ha dicho.

Bon appétit chefs, espero que disfrutéis este plato de Ramen Vegetariano tanto como lo hago yo, la verdad que me parece una manera buenísima de comer un buen plato de sopa caliente.

Consejo de la chef: Si quieres hacerlo aún más espectacular añádele un huevo mollet. Es decir con una clara solida pero con la yema super cremosa. El huevo mollet se consigue con una cocción de 6 minutos máximo y le da un toque de sabor al caldo genial.

Huevo Mollet

Receta fácil del auténtico Tiramisú italiano

El tiramisú es uno de los postres más famosos de Italia, fresco y delicioso. Es una receta fácil de hacer pero que hay que dejar reposar su debido tiempo para poder degustarla. Para mi gusto es uno de los postres fríos más buenos.

Realmente existen dos tipos de tiramisú, esta receta es sin alcohol. Si quieres añadírselo puedes escoger un licor y juntarlo con el café frío antes de empapar los bizcochos de soletilla en él. El más típico es el licor Amaretto, tiene gusto a almendras dulces y es una bebida alcohólica italiana. Si no tienes amaretto puedes utilizar un licor de café o de chocolate por ejemplo.

Ingredientes para hacer 6 raciones de Tiramisú italiano

  • 4 Huevos
  • 100 gr de Azúcar
  • 400 gr de Queso Mascarpone
  • 200 gr de Bizcochos de soletilla o melindros ( Más bien duros )
  • 200 gr de Chocolate negro rallado
  • Cacao en polvo para decorar (Parte superior del tiramisú)
  • 200 ml de Café

Pasos a seguir para hacer Tiramisú italiano

Lo primero será preparar el café y dejar enfriando mientras vamos a ir separando las yemas de los huevos de las claras. En un bol ponemos las 4 yemas y en el otro únicamente ponemos la clara de dos de los huevos.

Con las varillas eléctricas batimos a punto de nieve las dos claras y las reservamos. En el otro bol o recipiente donde tengamos las yemas las batimos junto con el azúcar hasta que la consistencia sea espumosa.

Llegados a este punto vamos añadiendo el mascarpone lentamente y seguimos batiéndolo a poca velocidad para que se integre con las yemas y el azúcar. Cuando tengamos todo el mascarpone mezclado con las yemas y el azúcar añadiremos las 2 claras que teníamos montadas a punto de nieve.

Mezclamos con una espátula de silicona o de madera para que se integre todo. Cogemos un molde o una bandeja de cristal y empezamos a rellenarlo por capas.

Primero, empapamos los bizcochos de soletilla en el café préviamente enfriado y ponemos una capa que cubra el fondo. Cogemos el bol con la mezcla de mascarpone y ponemos una capa de esta encima de las soletillas ayudándonos con la espátula. Añadimos la mitad del chocolate rallado encima de la crema y repetimos el proceso. Volvemos a poner la capa de bizcochos empapados de café y otra encima de la crema de mascarpone y añadimos el chocolate rallado y si con estas dos capas hemos llenado el molde sólo quedaría espolvorear el cacao por encima. Si tienes un molde más grande y te permite hacer más capas repite el proceso y espolvorea el cacao en la capa superior.

Hecho esto metemos nuestro tiramisú en la nevera y sólo faltara dejarlo reposar unas tres horas. Al servirlo, puedes volver a espolvorear cacao en la parte superior ya que a veces en la nevera se humedece.

Y listo! Ya tenemos un postre de rechupete. Espero que lo disfrutéis tanto como yo, realmente es un postre fácil y con una presentación preciosa.

Bon appétit chefs!

Receta salsa casera de pesto

Sin duda alguna la comida italiana es una de las más famosas del mundo y no es de extrañar. La salsa de pesto es perfecta para aderezar ensaladas, pasta, pizza, etc. Es una salsa muy buena pero que al menos yo hasta hace bien poco solía comprar envasada…Craso error. Todo lo casero, hecho por nosotros, sin conservantes añadidos es mucho mejor. Aquí os voy a dejar la receta de esta salsa que a mí me encanta!

Ingredientes para hacer unos 450 gramos de salsa pesto

  • 3 Tazas de Albahaca fresca
  • 2 Dientes de Ajo
  • 80 Gramos de Piñones
  • 1/2 Taza de queso parmesano
  • 1/2 Taza de Aceite de oliva virgen extra
  • 1 Pizca de Sal

Como preparar la salsa de pesto casera

Tiempo de preparación : Menos de diez minutos!

Esta receta se puede hacer en el mortero como se hacía antes machacando los ingredientes o bien puedes coger un bol y utilizar la batidora de mano.

Añadimos en un bol las hojas de albahaca, los dos dientes de ajo previamente pelados y picados para facilitar el proceso. Seguidamente agregamos los piñones, el parmesano y el aceite. A mí personalmente me gusta primero añadir todos los ingredientes y mezclar sin la sal para probar la salsa y después añadir la sal a mi gusto. Así que con todos los ingredientes en el bol menos la sal comienzo a batir, o si lo haces con mortero en ese caso molerlos. Cuando obtenemos una consistencia parecida a la de un batido y todos los ingredientes se han mezclado bien la probamos, añadimos una pizca de sal o las que nos hagan falta y listo!

Después de probar a hacerlo una vez no querrás volver a comprar salsa pesto envasada, garantizado. Espero que te animes a probarla!

Bon appétit chefs!

Primera receta: Sándwich caliente de pollo

¡Una cena rápida, fácil y deliciosa!

Esta receta se puede hacer en 10 minutos, es sencilla pero queda riquísima. A veces apetece no demorarse mucho en la cocina y simplemente disfrutar de un buen sabor después de un largo día de trabajo. Espero que te animes y te guste!

Antes de que leas los ingredientes y empieces a descartar algún ingrediente que te falte tranquil@, una de las mejores cosas de esta receta es que da mucho juego en cuanto a eso. No hace falta que el queso sea exactamente el que yo he puesto, o si no eres fan de la rúcula también la puedes descartar. Lo genial de esta receta es que el sándwich puedes personalizarlo a tu gusto.

Ingredientes para el sándwich de pollo y huevo:

(1 ración)

  • 3 Rebanadas de pan de molde
  • 15 gr Mantequilla
  • Mayonesa
  • 2 Medallones de queso de cabra (Como he dicho antes puedes elegir cambiarlo por un par de lonchas del que más te guste)
  • 1 Filete de pechuga de pollo
  • Unas gotas de aceite (para hacer el pollo y el huevo)
  • 1 Huevo
  • Unas hojas de rúcula, si lo prefieres puedes cambiarlo por lechuga
  • Una pizca de sal

Como hacer el sándwich de pollo y huevo

  • Primero calentamos unas gotas de aceite en la sartén y hacemos el pollo salpimentando al gusto.
  • Retiramos el pollo y pasamos a hacer el huevo. Recuerda salar la yema a tu gusto. Dependiendo de como prefieras la yema, menos o más hecha, al darle la vuelta con la espátula puedes darle un golpe para que se rompa y se haga. Por el contrario, si te gusta que se derrame al comerla (yo lo adoro), no la dejes demasiado en el fuego y retira rápido.
  • Bien, hechos ya el pollo y el huevo los dejamos en el plato a la espera de montar el sándwich.
  • Ahora toca untar las rebanadas de pan con mantequilla para ponerlas también en la sartén a dorar, en mi caso solo he untado dos caras de las tres rebanadas. La que quedará arriba y la de abajo, si lo prefieres más crujiente haz esto en todas las rebanadas y ambas caras.
  • En una de las rebanadas añadimos el queso aún cuando está en la sartén para que se deshaga.
  • Hecho esto pasamos al montaje del sándwich de tres pisos. Por tanto ponemos la rebanada con el queso derretido abajo y colocamos encima la pechuga de pollo. Ahora añadimos la segunda rebanada de pan y en la cara que queda hacia arriba untamos con mayonesa.
  • Encima de la mayonesa añadimos el huevo a la plancha y las hojas de rúcula y tapamos con la última rebanada. Recuerda que si sólo untaste dos caras con mantequilla las más crujientes van abajo del sándwich y arriba!
  • En este último piso si lo deseas puedes añadir unas rodajas de tomate por ejemplo. Como ya he dicho lo que me gusta de esta receta es que puedes hacerla tuya, lo importante es la idea.

Pues eso es todo! No requiere demasiado tiempo y además tiene ingredientes que solemos tener por la cocina. Si no te da pereza y eres como yo que aprecias más una mayonesa hecha a mano que una embotellada te recomiendo que la hagas tú.

Bon appétit chefs!