Receta Salsa de Pimienta

Hoy traigo una receta muy sencilla, una salsa de pimienta, ideal para acompañar carnes e incluso patatas! Yo solía ser de la que pide carne al roquefort, pero mi pareja consiguió que probase la salsa de pimienta, y me enamoré. En los supermercados venden sobres con la salsa a los que sólo hay que añadir agua y mantequilla y pum! La tienes lista. Pero sí que es verdad que todo casero sabe mejor, y para lo fácil que es, más vale currárselo un poquito no? La lista de ingredientes es bastante corta, así que vamos a ver cómo preparar la salsa de pimienta! Os recomiendo mucho probar a mojar patatas asadas o fritas con esta salsa, es uno de mis guilty pleasures, es sencillamente delicioso.

Ingredientes para preparar Salsa de Pimienta:

  • 40 gr de Mantequilla ( Con sal o sin )
  • 30 gr de Granos de Pimienta ( recomiendo que utilicéis pimientas mezcladas, negra, blanca y verde )
  • 180 ml Nata para Cocinar
  • 1/2 cubito de concentrado de Caldo ( puede ser de carne o de verduras )
  • 2 cucharadas de Agua

Cómo preparar Salsa de Pimienta:

  1. Ponemos en una sartén o cazuela la mantequilla a derretir junto con los granos de pimienta, y cocinamos a fuego medio-bajo unos 5 minutos. Esto servirá para que los granos de pimienta se tuesten y suelten su sabor en la mantequilla.
  2. Ahora añadimos la nata para cocinar y removemos, añadimos el medio cubito de concentrado de caldo y lo disolvemos bien en la salsa. Seguimos con un fuego medio-bajo.
  3. Pasados otros 5 minutos, cuando la nata empiece a a espesar añadimos las 2 cucharadas de agua y removemos. Probamos y rectificamos de sal si es necesario.
  4. Dejamos cocinar otros 5 minutitos en el fuego, removiendo de vez en cuando y ya estará lista!

Recomiendo que la sirváis muy calienta, ya que una vez se enfría pierde bastante su magia. Podéis utilizar para acompañar carnes, incluso para ensaladas, y sobre todo probad la salsa de pimienta con patatas por favor! Espero que probéis a prepararla en casa y la disfrutéis tanto como mi pareja y yo.

Bon appétit chefs!

Receta Arroz Frito estilo Tailandés – Thai fried rice

Mi amor por la cocina asiática es innegable, me encanta probarla y descubrir nuevas recetas. Me gusta mucho ir a tiendas de alimentación asiática y encontrar ingredientes que no tenemos en los supermercados. Hay una youtuber que me gusta mucho ya que tiene una voz super simpática y siempre sube vídeo-recetas de platos asiáticos, y una de ellas es este arroz. Una receta simple, con pocos ingredientes y fácil de preparar, pero que a la vez está buenísima. Arroz frito tailandés con pollo.

Ingredientes Arroz Frito Tailandés :

  • Pechuga de Pollo
  • Sal
  • Pimienta Blanca
  • 2 Vasos de Arroz ( Puede ser largo o redondo )
  • Salsa de Soja ligera
  • Salsa de Soja Dark ( una más espesa y con más sabor )
  • 1/2 Cebolla
  • 1 Cebolleta
  • 2 dientes de Ajo
  • 3 Huevos
  • Aceite Vegetal ( 4 cucharadas )
  • Lima (Opcional)

Cómo preparar Arroz Frito Tailandés con Pollo:

  1. Primero vamos a hacer el arroz al vapor. Si tenéis vaporera perfecto, yo no la tengo y aún así lo puedo preparar. El truco está en lavar el arroz en un colador hasta que el agua salga clara y haya desaparecido el almidón. En una olla ponéis el arroz en el fondo y cubrís con agua. Yo utilizo 4 vasos y medio por 2 vasos de arroz. Una vez hayáis echado el agua aplanar el arroz en el fondo para que quede uniforme.
  2. Tapamos la olla (preferiblemente la tapa debería dejar vernos lo que pasa en el interior para saber cuando hierve). Ponemos el fuego al máximo y cuando rompa a hervir el agua, lo bajamos y dejamos tapado y cociéndose 15 minutos. Pasados esos 15 minutos apagamos el fuego pero dejamos el arroz en la olla tapado por otros 15-20 minutos para que acabe de hacerse con el vapor de la olla.
  3. En una bolsa de congelar ponemos el pollo cortado a trozos y le añadimos 2 cucharadas de salsa de soja ligera y una cucharadita de pimienta blanca, mezclamos bien y dejamos en la nevera por media hora para que se marine.
  4. De mientras podemos ir cortando las verduras, picamos bien la cebolla, la cebolleta y los dos dientes de ajo y reservamos.
  5. Cuando el pollo ya esté marinado, calentamos aceite vegetal en una sartén y doramos el pollo marinado con soja y lo reservamos.
  6. Ahora en el aceite caliente echamos los huevos. Cuando estén cuajando y friéndose los revolvemos y añadimos la cebolla y el ajo picados. Añadimos una pizca de sal y algo más de pimienta blanca.
  7. Removemos para crear un revuelto de huevos con las verduras y cocinamos por 2 minutos. Pasado ese tiempo volvemos a agregar el pollo y el arroz. Y añadimos una cucharada de Salsa de Soja Dark y 4 de Salsa de Soja ligera.
  8. Cuando el arroz lleve friéndose unos 3-4 minutos añadimos la cebolleta y dejamos cocinar por un par de minutos más.
  9. Servimos caliente, y si os gusta y tenéis lima podéis añadir un chorrito encima del arroz.
  10. Arroz frito estilo tailandés con pollo terminado! Súper fácil y rápido.

Bon appétit chefs!

Cheesecake de Oreo sin hornear

Las galletas Oreo son una de las más famosas galletas en el mundo! Sándwiches redondos de galleta de chocolate con relleno de crema dulce, deliciosas. Hay muchas maneras de preparar tartas frías de oreo, pero en este caso haremos una cheesecake de Oreo fría, sin necesidad de hornear.

Si la queréis preparar debéis contar con que al llevar gelatina y ser una tarta cheesecake de oreo fría, deberá reposar 3h en la nevera. Dejando de lado eso, la elaboración de la cheesecake de oreo es sencilla y el resultado es delicioso. Podéis prepararla como tarta de cumpleaños para algún ser querido o como postre especial para cualquier ocasión.

Ingredientes Cheesecake Oreo

  • 90 gr de Galleta Oreo picada (Sin el relleno)
  • 40 gr de Mantequilla sin sal deshecha
  • 250 gr de Crema de Queso
  • 60 gr de Leche Condensada
  • 2 gr Extracto de Vainilla
  • 4 gr Gelatina líquida
  • 200 gr Nata Montada ( Sólo montada al 50% )
  • 10 Oreos
  • Polvo de Galleta Oreo ( Galleta picada muy fina sin el relleno )
  • 4 Galletas Oreo ( Para decorar la tarta por encima )

Cómo preparar la tarta Cheesecake de Oreo:

  1. El primer paso será desmontar unas cuantas galletas y separar por un lado el relleno y por el otro la galleta, en boles diferentes. Con la galleta, necesitaremos picar 90 gr para hacer la base de la tarta.
  2. Podemos picar triturando con una picadora o minipimer. Le añadimos en un bol la mantequilla previamente deshecha y mezclamos con una lengua de silicona hasta que toda la galleta picada esté húmeda por la mantequilla.
  3. Cogemos un molde redondo y presionamos la mezcla de galleta picada con mantequilla en el fondo para formar la base. El molde que yo utilizo es de 15cm x 7cm. Lo metemos tapado con film en la nevera para que la base se endurezca.
  4. Ahora cogemos otro bol grande y con unas varillas de silicona batimos la crema de queso a mano, a esto le añadimos el extracto de vainilla y la leche condensada. Mezclamos otra vez y añadimos 4gr de gelatina líquida a la mezcla.
  5. En otro bol batimos la nata pero a un 50%, es decir, no la acabamos de montar, la dejamos con cuerpo pero algo líquida. Cuando la tengamos la añadimos al bol que contiene la mezcla de la crema de queso con los demás ingredientes y mezclamos un poco más con las varillas. Nos tiene que quedar una mezcla cremosa.
  6. Cogemos las 10 galletas oreo enteras y con las manos las partimos en 4 o 5 trozos cada una y las vamos añadiendo a la mezcla de nata y queso. Ahora mezclamos pero con una lengua de silicona, para que se incorporen bien en la masa.
  7. Sacamos el molde con la base de galleta de la nevera y ponemos encima la mezcla que acabamos de hacer, distribuyéndola bien con ayuda de la lengua para que quede uniforme, y la llevaremos a la nevera. Tiene que reposar allí 3 horas. Podemos darle unos ligeros toques al molde contra la encimera, con cuidado, para evitar que se formen burbujas o huecos.
  8. Pasadas esas 3 horas, con ayuda de un paño húmedo caliente vamos a desmoldar la tarta.
  9. Ahora cogemos otra vez y picamos aún más fino que la que utilizamos para la base galletas oreo. Otra vez sólo la parte de chocolate, sin el relleno. Con el polvo vamos a decorar los laterales de la tarta, con ayuda de una mano iremos colocando el polvo alrededor de la tarta. Presionando suavemente para que se quede pegada.
  10. Y finalmente añadimos también el polvo de galleta oreo por la parte superior de la tarta, así quedará toda cubierta por el polvo de galleta.
  11. Con las galletas que guardamos para decorar, las partimos por la mitad y las colocamos encima de la tarta.
Añadimos el polvo de galleta por alrededor de toda la tarta Cheesecake de Oreo.
Tarta Cheesecake de Oreo decorada.

Hecho esto ya tenemos la tarta lista, el tiempo de elaboración son unas 3 h y media debido a que tiene que reposar mucho rato en la nevera. Pero la elaboración en sí de ésta es bastante fácil y el resultado es buenísimo.

Bon appétit chefs!

Receta Escalivada – Verduras escalivadas al horno

Una de las recetas que últimamente preparo casi una vez por semana, verdura escalivada. Es una manera de comer verduras muy buena, normalmente lo hago con pimientos rojos, berenjena y cebolla. Es una receta muy tradicional catalana, y es ideal para comer como acompañamiento de otros platos o en «torradas» (pan de payés tostado) con escalivada encima y unas anchoas. Normalmente las verduras se asan en brasa, pero con el horno también podemos preparar una escalivada bien buena. Vamos allá:

Ingredientes para hacer escalivada :

  • 4 Pimientos Rojos
  • 3 Berenjenas
  • 4 Cebollas
  • Aceite de Oliva
  • Ajo picado

Cómo preparar la escalivada al horno:

  1. Primero ponemos a precalentar el horno a 180ºC con calor arriba y abajo. Hecho esto podemos coger la bandeja de horno y empezar a preparar las verduras.
  2. Ponemos una capa de papel de aluminio en la base y nos untamos las manos con aceite para restregarlo por fuera de los pimientos y las berenjenas, las disponemos en la bandeja unas al lado de otras. Ponemos una cabeza de ajos directamente sin pelar encima, haciéndole un corte en la parte superior para quitar el «rabillo».
  3. Añadimos también las cebollas enteras en la bandeja. Y ahora las metemos en el horno por 30 minutos.
  4. Pasados los 30 minutos apagamos el horno pero dejamos las verduras dentro por otra media hora, para que se vayan atemperando poco a poco y se acaben de hacer con el calor del horno.
  5. Una vez haya pasado esa media hora de más, retiramos la bandeja del horno y cuando toquemos las verduras y estén «tibias» podemos empezar a pelar.
  6. Vamos a quitar la piel de los pimientos y las berenjenas muy fácilmente, quizás necesitemos ayuda de un cuchillo en alguna parte de la berenjena, pero prácticamente se pelarán solas.
  7. El agua que sueltan las verduras de dentro la vamos a utilizar, así que mientras las pelamos vamos dejando que caiga en el tupper o recipiente que utilicemos para guardar la escalivada. Una vez pelados los pimientos y las berenjenas los dejamos cortados a tiras y vamos disponiéndolos ordenados en el recipiente.
  8. Pelamos también los ajos que habrán quedado super blanditos y utilizamos 4 o 5 dientes para picarlos y esparcirlos por encima de las demás verduras.
  9. Quitamos las dos capas superficiales de la cebolla y las podemos dejar enteras dentro del recipiente.
  10. Una vez hecho esto, añadimos un poco más de aceite de oliva en el recipiente para acabar de cubrir las verduras y se conserven bien.

Tostada con escalivada y anchoas!

A pesar de que la receta de la escalivada se puede utilizar de muchas maneras, al ser una receta bastante sencilla, os voy a explicar una de las mejores maneras de utilizarla, en tostada!

Ingredientes Tostada Escalivada :

  • 2 Rebanadas Pan de Payés
  • 1 Tomate de untar
  • 6 Anchoas
  • Escalivada
  • Aceite de Oliva
  • Sal

Cómo preparar Tostadas con escalivada y anchoas:

  1. Tostamos las dos rebanadas de pan de payés y las untamos de tomate.
  2. Disponemos encima unas tiras de pimiento rojo escalivado, berenjena, cebolla y un poco de ajo picado por encima.
  3. Añadimos un poco de aceite de oliva por encima y una pizca de sal.
  4. Por último añadimos 3 anchoas en cada una.
  5. Y hecho! Una comida o cena deliciosa en 4 pasos, animaros a preparar escalivada y tener un tupper en la nevera.

Bon appétit chefs!

Receta Chia Pudding – Pudin de Chía

Un desayuno / postre / merienda sanísimo es el pudin de chía. Se necesitan muy pocos ingredientes y añadir los toppings que más te gusten, normalmente fruta cortada y algún fruto seco. El pudin de chía se volvió super popular hace unos años junto con el porridge de avena. Las semillas de chía son consideradas un superalimento. ¿Sabías que contienen más calcio que la leche, más potasio que el plátano y más hierro que las espinacas? Son muy ricas en fibra y además aportan proteína completa, ideal para dietas veganas. Vamos a ver cómo prepararlo!

Ingredientes para 1 pudin de Chía:

  • 1 Vaso o tarro ( Normalmente los vasos de cristal de los yogures son perfectos para esto, lávalos y guárdalos para recetas como estas ).
  • Semillas de chía
  • Leche Vegetal ( Puedes utilizar la que más te guste, mi elección sin duda sería la leche de almendras )
  • Canela para endulzar
  • Fruta cortada ( Con fresas y plátanos queda genial, pero utiliza cualquiera que te guste o que tengas en casa )

Cómo preparar el pudin de Chía:

  1. Esta receta es super sencilla de hacer, lo único que normalmente deberías prepararla la noche antes de consumirla ya que como mejor queda es después de pasar la noche en la nevera.
  2. Cogemos el vasito o tarro de cristal y primero añadimos las semillas, 3/4 del vaso. Acto seguido añadimos la leche vegetal, lo suficiente para cubrir la chía y que podamos mezclar con una cuchara sin que rebose.
  3. Añadimos canela al gusto y mezclamos con la cuchara. Lo tapamos y metemos en la nevera. Como ya he dicho quedan mucho mejor si pasan la noche, pero si no tenéis tiempo o las queréis comer el mismo día, esperad un mínimo de 2-3h.
  4. Una vez pasada la noche o unas horas, sacamos el vasito de pudin de la nevera y añadimos fruta cortada al gusto.
  5. Si probamos y le falta dulce podemos añadir un poco de sirope de agave o stevia, volvemos a mezclar y ya está listo para disfrutar!
  6. Después de haber pasado unas horas en la nevera con la leche notarás que su textura es como de natilla, así es como debe quedar.

El pudin de chía es una receta sana y muy fácil de preparar!

Estoy intentando hacerme a la idea de que debo comer mejor y dejar de pegarme atracones de comida que está deliciosa pero que no es tan buena para mi cuerpo. Quiero encontrar el equilibrio, así que voy a intentar incorporar recetas más sanas que quiero ir probando, a ver si encuentro el amor por la comida sana! Siempre dicen que en enero, año nuevo vida nueva, pero yo siempre he sido más de septiembre. ¿Os pasa?

En fin, espero que la probéis y que os cuidéis mucho y ya iré contando cómo me va a mí con el intento de comer más sano!

Bon appétit chefs!

Receta Tarta Tatin de Manzana

Ayer mi hermana y su pareja volvían de vacaciones. Se iban a pasar por casa por la tarde, a merendar, y a mi madre se le ocurrió que podríamos preparar una gran merienda. Así que decidió que prepararíamos: una tortilla de patatas, una tarta tatin de manzana, unos sándwiches rellenos de crema de aguacate y una tabla de quesos con higos.

Un montón de comida vaya, de la que yo creía que no comería ni la mitad, porque comí sobre las 3 de la tarde y la merienda la hicimos sobre las seis y media. Pero vaya si comí… El caso es que preparé por primera vez la tarta tatin de manzana. He de decir, que la masa la compramos hecha, sólo hice la otra parte de la receta. Pero bueno, por algo se empieza. Y la verdad es que si como yo, compráis la masa quebrada, es una receta facilísima de hacer y queda deliciosa. Si decidís preparar vosotros la masa quebrada seguro que queda aún más rica, yo me animaré a intentarlo la próxima vez. Pero en cualquier caso, vamos a ver los ingredientes y cómo se prepara esta famosa receta francesa.

Ingredientes Tarta Tatin:

  • 5 Manzanas cortadas a gajos.
  • 70 gr de Mantequilla
  • 200 gr de Azúcar
  • Masa quebrada
  • Canela
  • Sartén o cazuela apta para el horno
  • Helado de Vainilla o Nata montada para acompañar

Cómo preparar la Tarta Tatin de manzana:

  1. Empezamos pelando y cortando las manzanas a gajos.
  2. Cogemos una sartén o cazuela apta para horno ( la mía por ejemplo lo era si le quitabas el mango, tenía el mango desmontable ). Y ponemos a precalentar el horno a 180ºC, con calor arriba y abajo.
  3. Ponemos la cazuela a fuego medio, y añadimos la mantequilla y el azúcar. Cuando se esté ya formando «caramelo» añadimos las manzanas cortadas a gajos. Y vamos removiendo con una cuchara de madera.
  4. Las dejamos cocinar un ratito, hasta que las pinchemos y notemos que están algo blandas. Entonces añadimos canela al gusto, removemos y apagamos el fuego.
  5. Cogemos la masa quebrada y recortamos si vemos que nos sobra mucha. Ahora la vamos a colocar encima de las manzanas (que siguen dentro de la cazuela) y vamos a arremeter los bordes hacia dentro. Esto se hace así ya que estamos montando la tarta al revés.
  6. Una vez hemos empujado los bordes hacia dentro, le hacemos unos cuantos agujeritos por toda la masa.
  7. Hecho esto llevamos la cazuela al horno, y dejamos hornear entre 25 y 30 minutos.
  8. Una vez pasado ese tiempo, retiramos del horno. Y antes de que se enfríe, colocamos un plato debajo y damos la vuelta. Ahora sí tendremos las manzanas con su caramelo hacia arriba y la masa quebrada habrá quedado debajo, como en una tarta normal.
  9. Se puede servir junto con helado de vainilla o nata montada, ambas cosas quedan genial. En nuestro caso utilizamos nata montada y fue todo un acierto. Pero seguro que con una bola de helado de vainilla y algo de galleta picada tipo Lotus también queda delicioso!

Bon appétit chefs!

Receta Albóndigas en salsa con sepia

Una receta típica catalana de mar y montaña. Las albóndigas en salsa con sepia es un plato fácil de preparar y que seguro que le gusta a toda la familia. Mi madre me enseñó no hace mucho a prepararlas, pero no es la receta tradicional. Es más fácil, se usan menos ingredientes, y no contiene picada. La picada es una técnica que se utiliza bastante en la cocina catalana, es básicamente picar en un mortero hierbas con algún fruto seco como almendras y ajo. Esta picada después se añade a las salsas para darles más sabor y textura.

Ingredientes para 20 albóndigas:

  • 20 Albóndigas
  • 6 cucharadas de Tomate triturado
  • 1 Cebolla grande
  • 2 Zanahorias
  • 2 Sepias
  • 250 ml de Vino Blanco (Nosotros utilizamos Gandesa)
  • 600 ml de Caldo de Pollo o Pescado
  • 2 Dientes de Ajo
  • 4 Hojas de Laurel
  • 100 gr Harina
  • 80 gr de Guisantes
  • Aceite de Oliva
  • Sal
  • Pimienta

Cómo elaborar las albóndigas en salsa con sepia:

  1. Yo suelo comprar ya las albóndigas hechas de la carnicería, esto ahorra bastante tiempo en la receta. Si no las tienes pero dispones de la carne picada lo único que debes hacer es crear bolas, más o menos todas del mismo tamaño.
  2. En un plato, colocar harina y empezar a rebozar las albóndigas. En una cazuela o sartén, poner unas seis cucharadas de aceite de oliva y poner el fuego medio-alto.
  3. Vamos colocando las albóndigas ya rebozadas en el aceite y las vamos dorando por todos los lados. Una vez fritas todas, las reservamos en un plato.
  4. Picamos la cebolla entera y en el mismo aceite donde hemos frito las albóndigas la pochamos a fuego medio-bajo durante unos 15 minutos.
  5. Mientras, podemos ir poniendo agua a hervir para cocer las dos sepias (previamente limpiadas). Las sepias las coceremos a fuego medio, e iremos pinchando con un cuchillo hasta que estén blanditas y podamos cortarlas a taquitos.
  6. Pasados los 15 minutos la cebolla ya estará pochada, entonces añadiremos el tomate triturado y dejaremos que se fría unos 7 minutos. Al pasar este rato podemos añadir los ajos picados y el vino, subimos el fuego y dejamos 5 minutos para que el alcohol se evapore de la salsa. Añadimos entonces el laurel para que dé sabor a la salsa.
  7. Cuando la sepia ya está cocida y blandita, la cortamos a taquitos y los añadimos a nuestra salsa. Volvemos a colocar las albóndigas en la sartén o cazuela. Y añadimos el caldo con un par de cucharadas del agua de cocción de la sepia, para darle más sabor.
  8. Añadimos sal y pimienta al gusto y removemos. Ahora vamos a dejar hacer «xup xup» a las albóndigas con salsa durante media hora. A fuego medio-bajo y removiendo de vez en cuando.
  9. Cuando vaya pasando el rato iremos notando como la salsa se va espesando. Podemos añadir pasados 15 minutos los guisantes. Pasado este rato probamos otra vez la salsa y corregimos de sal. Retiramos el laurel.
  10. Servimos y acompañamos siempre con unas rebanadas de pan para mojar en la salsa!

Bon appétit chefs!

Receta Crema de Puerros

Sin duda uno de los platos preferidos aquí en casa, lo preparamos casi cada semana. La crema de puerros! Aunque sea verano yo lo tomo calentito, pero mi madre por ejemplo en verano lo toma fresquito, y está delicioso! Es un plato sano y además fácil de hacer, puedes ir haciendo otras cosas mientras se prepara. Hay muchas variedades y está claro que no siempre tiene el mismo sabor exacto, pero también es cosa de ir jugando con las cantidades de las especias y las verduras.

La receta de esta crema de puerros ha salido en base a ir jugando y encontrar la que más me gusta. Sí que es verdad que en todas mis cremas de verduras el ingrediente indispensable es el puerro. A pesar de todas las verduras que utilice el puerro siempre tiene que participar, me encanta el sabor que da. Además siempre se pueden utilizar las partes altas del tallo para hacer el caldo. Pero lo que la diferencia de las demás cremas de verduras es que cuando preparo esta, las únicas verduras que utilizo son los propios puerros, una cebolla y un par de patatas medianas para espesar!

Vamos entonces a ver los ingredientes y cómo se prepara esta cremita…

Ingredientes para 4 personas:

  • 7/8 Puerros
  • 1 Cebolla grande o 1 y 1/2 medianas
  • 2 Patatas medianas
  • 1L Caldo de Verduras
  • Sal
  • Pimienta Negra
  • Pimienta Blanca
  • 6 Cucharadas de Aceite de Oliva
  • Comino
  • 1 Pastilla de Caldo concentrado de Verduras

Pasos a seguir para hacer la crema de puerros:

Una vez tenemos todos los ingredientes, cortamos los tallos de arriba de los puerros. Y reservamos algunos para hacer caldo. Le hacemos una cruz arriba a los puerros para poder limpiar bien entre sus capas, y una vez limpios los cortamos a rodajas iguales de anchura. A mí me gusta cortar a rodajas, pero eso después se tritura así que cada uno puede cortarlo a su gusto. Pelamos y limpiamos las patatas. También las cebollas. Y las cortamos a trozos pequeños para que se cuezan más rápido después.

A mí me gusta reutilizar restos de verduras que quedan por la nevera para hacer el caldo del puré. Ponemos en otra olla 1 Litro de agua aproximadamente a hervir con los tallos de los puerros. Si tenéis algún nabo, cebolla o zanahoria por ejemplo, podéis añadirlo para que dé sabor al caldo. Esto lo vamos a dejar hirviendo a fuego bajo mientras empezamos con la otra parte de la crema.

Hecho esto cogemos una cazuela grande o una olla y añadimos el aceite de oliva. Ponemos el fuego medio-alto, y cuando esté caliente añadimos todas las verduras cortadas. Las pochamos un rato en el aceite, unos 15-20 minutos, removiendo de vez en cuando con cuidado de que no se enganchen al fondo. Añadimos una pizca de sal y de pimienta.

A la olla del caldo le añadimos ahora la pastilla de concentrado de caldo de verduras, y removemos para que se disuelva bien. Una vez hecho esto subimos el fuego de la cazuela donde se estaban pochando las verduras y añadimos el caldo colado. La cantidad de caldo será suficiente para cubrir algo más de las verduras y que se cuezan. Entonces vamos a dejar hervir las verduras en el caldo por al menos otros 20-30 minutos.

Pasado ese rato apagamos ya el fuego y probamos el caldo para rectificar de sal, pimientas y añadirle el comino. A mí me gusta ser muy «generosa» tanto con la pimienta blanca como con la negra, pero echad a vuestro gusto. En cambio con el comino soy más cuidadosa, una pizca basta para notar su sabor.

Si sois más pacientes que yo, en este momento dejaréis enfriar algo la olla para que no empecéis a triturar y os salte crema quemando al brazo. Os lo recomiendo jajaja. Pero ya estaría, hecho eso lo único que quedaría sería triturar muy bien y emplatar. Podéis añadir un chorrito de aceite de oliva por encima para decorar el plato o incluso un chorrito de nata de cocinar. Pero esto es totalmente opcional, yo no suelo hacer ninguna de las dos. Pero de vez en cuando sí me gusta añadir un huevo duro cortadito por encima o incluso unos picatostes de pan!

Espero que os salga muy rica si la probáis a hacer, y sobre todo que os encante la receta ❤ Es uno de los platos que me gusta más tomar cuando no me siento del todo bien, es como casa.

Bon appétit chefs!

Penne alla Vodka (Penne al vodka)

Después de más de un año, he vuelto a tener ganas de escribir y compartir aquí. Me ha asombrado la cantidad de visitas que seguían teniendo las recetas pese a hacer tanto que no publicaba una nueva. Así que aquí va. Espero que las ganas permanezcan y comparta más. Ya que a pesar de haber dejado de leer y escribir por un tiempo, he estado cocinando cada día igualmente. Aprendiendo recetas nuevas, y abusando de las que ya conozco.

La primera receta después de mi vuelta será macarrones con salsa alla vodka, o mejor dicho Penne alla Vodka.
Es una receta sencilla, y además de pasta, así que seguro que os gusta y triunfáis.

Al principio puede sonar raro…¿Pasta con vodka? Pero os aseguro que si la probáis lo entenderéis.

He buscado algo de información y parece ser un plato italoamericano, que se puso de moda en los años 80 por servirse en discotecas en Estados Unidos. Ojalá en las discotecas a las que iba yo me hubieran puesto un plato de macarrones! En cambio yo tenía una hora de trayecto hasta mi pueblo, abría la nevera y cuando tenía suerte, encontraba un táper con macarrones con tomate. Me los comía fríos y me sabían a gloria.

Pero dejando de lado sus inicios y la pequeña anécdota, veamos los ingredientes:

Receta Penne alla Vodka Ingredientes para 4 personas:

  • 4 Dientes de Ajo
  • 9 Tomates (Pelados y escaldados)
  • Aceite de Oliva
  • 8 Láminas de Jamón (Prosciutto) cortado fino
  • Queso parmesano en polvo (al gusto)
  • 30 gr de Albahaca fresca
  • 180 ml de Vodka
  • 60 gr de Mantequilla
  • 1 pizca de Peperoncino
  • 200 ml de Nata para cocinar
  • 400 gr de Penne Rigate (Macarrones)
  • Sal

Cómo elaborarlo? Receta de Penne alla Vodka paso a paso:

Pelar y picar bien finos los 4 dientes de ajo. Hacer un puré de tomate (triturar) los 9 tomates para posteriormente hacer la salsa. También puedes utilizar tomate triturado enlatado. Rallar el parmesano para que quede en polvo y cortar el jamón o prosciutto en tiras como si de bacon se tratase.

Empezamos echando un buen chorro de aceite de oliva a la sartén (como 3 o 4 cucharadas). La ponemos a fuego medio-alto, y añadimos el jamón cortado a tiras finas. Removemos y con la misma cuchara de madera lo rompemos para que quede en trozos más pequeños. Cuando empiece a dorarse y tornarse de un color marronoso añadimos los 4 dientes de ajo picados bien finos y la albahaca a la sartén. Cocinamos así un par de minutos y apagamos el fuego.

Añadimos los 180 ml de Vodka con el fuego apagado, esperamos a que se caliente con el calor reminiscente de la sartén y volvemos a encender el fuego medio-alto. Una vez que el vodka ha reducido, añadimos el puré de tomate y una pizca de peperoncino. Cocinamos unos 5 minutos y podemos retirar ya la albahaca. Ahora vamos a dejar cocinar el tomate hasta que reduzca bastante y se espese la salsa. Por lo tanto vamos removiendo y asegurándonos de que no se esté pegando a la base de la sartén. Tiene que hacer «xup xup», pero si vemos que está demasiado fuerte el fuego podemos bajarle un poco la intensidad.

Que la salsa de tomate triturado espese nos va a llevar una media hora, así que paciencia e ir removiendo es la clave. Cuando remováis con la cuchara de madera o espátula y la salsa tarde mucho en volver a «llenar» el hueco que habéis creado en el fondo de la sartén…Entonces está lista! Estará ya en el punto justo de espesor.

Ahora sí podemos agregar la nata a la sartén y la removemos para combinarla bien la salsa de tomate. Empezaremos a ver como la salsa se vuelve de un tono anaranjado-rosado. Ahora sí podemos poner agua a hervir con sal para preparar la pasta. Apagamos el fuego de la sartén con la salsa y reservamos en la sartén. Cuando el agua de la olla rompa a hervir añadimos los 400 gr de Penne Rigate y cocinamos según las indicaciones para que quede «al dente». Nos guardamos medio vaso del agua de la cocción de los macarrones y los escurrimos.

Volvemos a poner la sartén con la salsa a fuego medio-bajo y añadimos los macarrones junto con el medio vaso del agua de cocción que habíamos guardado. Removemos bien y añadimos la mantequilla con el parmesano. Apagamos el fuego y servimos!

Sin duda si nunca antes habíais probado este plato os enamorará! Probablemente se convierta en una de vuestras salsas preferidas para la pasta.

Bon appétit chefs

Receta Brownies con nueces

Brownies con nueces, una receta indispensable si eres un adicto al chocolate!

Los brownies son una de mis recetas preferidas para postres, sobretodo la que lleva nueces. Me encanta el contraste de lo blandito que es con los trozos crujientes de nueces, además si lo acompañas con una bola de helado, un poco de nata montada o dulce de leche está más que delicioso.

Es una receta bastante fácil de preparar y los resultados son geniales. El brownie realmente se creó por un error que cometió un cocinero al no añadir levadura a su bizcocho de chocolate, curioso eh?

Ingredientes para elaborar nuestros brownies con nueces:

  • 150 Gr de Chocolate Negro para postres
  • 100 Gr de Mantequilla sin Sal
  • 150 Gr de Azúcar
  • 80 Gr de Harina de repostería
  • 3 Huevos
  • 75 Gr de Nueces troceadas
  • 1 Cucharada de Esencia de Vainilla

¿Cómo hacer los brownies con nueces? Pasos a seguir:

  1. Antes que nada vamos a poner el horno a precalentar a 180ºC y mientras tanto vamos a ir preparando la receta.
  2. Ponemos el chocolate negro a fundirse al baño maría y le añadimos la mantequilla troceada. Cuando los dos ingredientes se hayan derretido completamente los apartamos del fuego.
  3. En un bol nos ponemos a batir los huevos mientras poco a poco vamos añadiendo el azúcar. Cuando la mezcla nos quede como una pasta lo añadimos junto con el chocolate y la mantequilla.
  4. Con una espátula ayudamos a que los ingredientes se mezclen bien realizando movimientos envolventes. Entonces añadimos la harina tamizada a esta mezcla y el toque de esencia de vainilla, los volvemos a mezclar de nuevo ahora con la ayuda de unas varillas.
  5. Troceamos las nueces un poco y las añadimos a la mezcla. Ahora ya queda verter nuestra masa de brownies en el molde, recordad que es mejor escoger uno ancho y bajo que no pequeño y profundo.
  6. Añadimos papel de horno a nuestro molde para que no se nos peguen los brownies y vertemos la masa en él. Introducimos el molde en el horno que ya debería haber alcanzado los 180º y los dejamos hornear durante al menos 25 minutos.
  7. Pasado este tiempo podemos mirar si ya está hecho y si le faltase un poco dejarlo otros 5 minutos.
  8. Hecho esto desmoldamos los brownies y primero los dejamos enfriar. Una vez se hayan templado ya podemos cortarlos a cuadrados y servir en un plato con una bola de helado, un poco de nata montada, dulce de leche o simplemente azúcar glas!

Espero que lo probéis y que os queden ricos y sobretodo que sea una receta que repitáis muchas veces. Si tú prefieres los brownies sin nueces te animo a probar la receta igualmente sin añadirlas, quedará igualmente deliciosa. Algunas veces he probado a echar también una cucharadita de canela en polvo o incluso a parte de las nueces unas pocas almendras. También son buenas ideas, hay bastantes variantes de esta receta y siempre se pueden encontrar ideas nuevas para hacer los brownies más ricos.

Bon appétit chefs golosos