Cheesecake de Oreo sin hornear

Las galletas Oreo son una de las más famosas galletas en el mundo! Sándwiches redondos de galleta de chocolate con relleno de crema dulce, deliciosas. Hay muchas maneras de preparar tartas frías de oreo, pero en este caso haremos una cheesecake de Oreo fría, sin necesidad de hornear.

Si la queréis preparar debéis contar con que al llevar gelatina y ser una tarta cheesecake de oreo fría, deberá reposar 3h en la nevera. Dejando de lado eso, la elaboración de la cheesecake de oreo es sencilla y el resultado es delicioso. Podéis prepararla como tarta de cumpleaños para algún ser querido o como postre especial para cualquier ocasión.

Ingredientes Cheesecake Oreo

  • 90 gr de Galleta Oreo picada (Sin el relleno)
  • 40 gr de Mantequilla sin sal deshecha
  • 250 gr de Crema de Queso
  • 60 gr de Leche Condensada
  • 2 gr Extracto de Vainilla
  • 4 gr Gelatina líquida
  • 200 gr Nata Montada ( Sólo montada al 50% )
  • 10 Oreos
  • Polvo de Galleta Oreo ( Galleta picada muy fina sin el relleno )
  • 4 Galletas Oreo ( Para decorar la tarta por encima )

Cómo preparar la tarta Cheesecake de Oreo:

  1. El primer paso será desmontar unas cuantas galletas y separar por un lado el relleno y por el otro la galleta, en boles diferentes. Con la galleta, necesitaremos picar 90 gr para hacer la base de la tarta.
  2. Podemos picar triturando con una picadora o minipimer. Le añadimos en un bol la mantequilla previamente deshecha y mezclamos con una lengua de silicona hasta que toda la galleta picada esté húmeda por la mantequilla.
  3. Cogemos un molde redondo y presionamos la mezcla de galleta picada con mantequilla en el fondo para formar la base. El molde que yo utilizo es de 15cm x 7cm. Lo metemos tapado con film en la nevera para que la base se endurezca.
  4. Ahora cogemos otro bol grande y con unas varillas de silicona batimos la crema de queso a mano, a esto le añadimos el extracto de vainilla y la leche condensada. Mezclamos otra vez y añadimos 4gr de gelatina líquida a la mezcla.
  5. En otro bol batimos la nata pero a un 50%, es decir, no la acabamos de montar, la dejamos con cuerpo pero algo líquida. Cuando la tengamos la añadimos al bol que contiene la mezcla de la crema de queso con los demás ingredientes y mezclamos un poco más con las varillas. Nos tiene que quedar una mezcla cremosa.
  6. Cogemos las 10 galletas oreo enteras y con las manos las partimos en 4 o 5 trozos cada una y las vamos añadiendo a la mezcla de nata y queso. Ahora mezclamos pero con una lengua de silicona, para que se incorporen bien en la masa.
  7. Sacamos el molde con la base de galleta de la nevera y ponemos encima la mezcla que acabamos de hacer, distribuyéndola bien con ayuda de la lengua para que quede uniforme, y la llevaremos a la nevera. Tiene que reposar allí 3 horas. Podemos darle unos ligeros toques al molde contra la encimera, con cuidado, para evitar que se formen burbujas o huecos.
  8. Pasadas esas 3 horas, con ayuda de un paño húmedo caliente vamos a desmoldar la tarta.
  9. Ahora cogemos otra vez y picamos aún más fino que la que utilizamos para la base galletas oreo. Otra vez sólo la parte de chocolate, sin el relleno. Con el polvo vamos a decorar los laterales de la tarta, con ayuda de una mano iremos colocando el polvo alrededor de la tarta. Presionando suavemente para que se quede pegada.
  10. Y finalmente añadimos también el polvo de galleta oreo por la parte superior de la tarta, así quedará toda cubierta por el polvo de galleta.
  11. Con las galletas que guardamos para decorar, las partimos por la mitad y las colocamos encima de la tarta.
Añadimos el polvo de galleta por alrededor de toda la tarta Cheesecake de Oreo.
Tarta Cheesecake de Oreo decorada.

Hecho esto ya tenemos la tarta lista, el tiempo de elaboración son unas 3 h y media debido a que tiene que reposar mucho rato en la nevera. Pero la elaboración en sí de ésta es bastante fácil y el resultado es buenísimo.

Bon appétit chefs!

Receta Pan de Leche Esponjoso

Sin duda una de las cosas que, al menos a mí, más me impresionaba de probar son las recetas para preparar pan. El pan de leche se puede disfrutar de muchas maneras: mojado en el café con leche como hacía mi abuela, junto con unas onzas de chocolate, untando mantequilla y mermelada, con crema de cacao…

Es una receta dulce que es genial tener preparada en casa, hace los desayunos y las meriendas más fáciles y deliciosos. Conlleva tiempo ya que hay que dejar mucho rato reposar la masa, pero una vez está listo vale la pena. La receta de pan de leche que os enseño hoy la aprendí gracias a un youtuber que sólo hace repostería, y hace que hasta las recetas más complicadas parezcan simples. Pone mucho cuidado y esmero en todo lo que hace, y sus resultados lo muestran, es un perfeccionista. Todo lo que cocina da la impresión de que hasta podría curar el cáncer, todo se ve delicioso incluso al otro lado de la pantalla, así que esta es una de muchas recetas que adoro de su canal. Anímate a preparar este suave y esponjoso pan de leche.

Ingredientes para el Pan de Leche:

  • 260 gr Harina Para Pan
  • 30 gr Azúcar
  • 5 gr Sal
  • 4 gr Levadura Seca
  • 30 gr Clara de Huevo
  • 140 gr Leche Caliente
  • 30 gr Mantequilla sin Sal

Pasos para preparar Pan de Leche Esponjoso:

  1. Poner en un bol la harina, la sal, el azúcar y la levadura seca y mezclar con una espátula.
  2. Añadimos los 30 gr de clara de huevo y la leche caliente y continuamos mezclando con la espátula.
  3. Cuando los ingredientes se hayan empezado a ligar podemos empezar a amasar con las manos.
  4. Cuando hayamos estado trabajando la masa un rato y no se nos quede pegada en las manos añadimos los 30 gr de mantequilla cortada a trozos en el bol para seguir amasando, la mantequilla la debemos tener a temperatura ambiente.
  5. Después de amasarla con la mantequilla un rato, la masa nos quedará suave pero con forma, la redondeamos y dejamos tapada en el bol con papel film durante una hora para que doble su tamaño.
  6. Es hora de pasar a amasar fuera del bol, así que preparamos algo de harina para extender por la encimera o superficie donde vayamos a amasar y en nuestras manos, así evitamos que la masa se nos pegue.
  7. Primero aplanamos la masa y después la empezamos a enrollar sobre sí misma para que nos quede un «rulo» de masa, vamos a cortar el rulo en tiras de unos 3-4 cm de ancho.
  8. Cogemos cada porción de masa y la redondeamos en la palma de nuestra mano hasta conseguir una bolita de masa. Repetimos el paso con todas las porciones que nos hayan salido.
  9. Dejamos reposar todas las bolitas tapadas con film unos 15-20 min.
  10. Pasado ese rato vamos a volver a dar forma a todas las bolitas, así que de una en una, las cogemos, aplanamos la masa y creamos un «saquito» al que le damos forma de bola en nuestras manos, repetimos otra vez el paso con todas y las vamos depositando en un molde de horno.
  11. Aconsejo utilizar uno rectangular de 25x15cm, podéis utilizar también una bandeja de horno. Antes de colocarlas en la bandeja o molde, ponemos papel de horno en el fondo para evitar que se peguen, y las colocamos de una en una. Dejando un espacio entre ellas de 2 a 3 cm.
  12. Volvemos a tapar con papel film y dejaremos reposar 1h más para que doblen su tamaño.
  13. Precalentamos el horno a 150ºC durante 5 minutos antes de meter el pan de leche.
  14. Cuando quitemos el film veremos que ya han crecido, les espolvoreamos un poco de harina por encima y horneamos el pan durante 15 min a 150ºC.
  15. Al sacarlos del horno, con cuidado los ponemos con ayuda del papel de horno sobre una rejilla y los dejamos atemperar.
  16. El resultado será unos deliciosos bollitos o pan de leche súper suaves y esponjosos!
Receta Pan de Leche Esponjoso

Bon appétit chefs!

Receta Tarta Tatin de Manzana

Ayer mi hermana y su pareja volvían de vacaciones. Se iban a pasar por casa por la tarde, a merendar, y a mi madre se le ocurrió que podríamos preparar una gran merienda. Así que decidió que prepararíamos: una tortilla de patatas, una tarta tatin de manzana, unos sándwiches rellenos de crema de aguacate y una tabla de quesos con higos.

Un montón de comida vaya, de la que yo creía que no comería ni la mitad, porque comí sobre las 3 de la tarde y la merienda la hicimos sobre las seis y media. Pero vaya si comí… El caso es que preparé por primera vez la tarta tatin de manzana. He de decir, que la masa la compramos hecha, sólo hice la otra parte de la receta. Pero bueno, por algo se empieza. Y la verdad es que si como yo, compráis la masa quebrada, es una receta facilísima de hacer y queda deliciosa. Si decidís preparar vosotros la masa quebrada seguro que queda aún más rica, yo me animaré a intentarlo la próxima vez. Pero en cualquier caso, vamos a ver los ingredientes y cómo se prepara esta famosa receta francesa.

Ingredientes Tarta Tatin:

  • 5 Manzanas cortadas a gajos.
  • 70 gr de Mantequilla
  • 200 gr de Azúcar
  • Masa quebrada
  • Canela
  • Sartén o cazuela apta para el horno
  • Helado de Vainilla o Nata montada para acompañar

Cómo preparar la Tarta Tatin de manzana:

  1. Empezamos pelando y cortando las manzanas a gajos.
  2. Cogemos una sartén o cazuela apta para horno ( la mía por ejemplo lo era si le quitabas el mango, tenía el mango desmontable ). Y ponemos a precalentar el horno a 180ºC, con calor arriba y abajo.
  3. Ponemos la cazuela a fuego medio, y añadimos la mantequilla y el azúcar. Cuando se esté ya formando «caramelo» añadimos las manzanas cortadas a gajos. Y vamos removiendo con una cuchara de madera.
  4. Las dejamos cocinar un ratito, hasta que las pinchemos y notemos que están algo blandas. Entonces añadimos canela al gusto, removemos y apagamos el fuego.
  5. Cogemos la masa quebrada y recortamos si vemos que nos sobra mucha. Ahora la vamos a colocar encima de las manzanas (que siguen dentro de la cazuela) y vamos a arremeter los bordes hacia dentro. Esto se hace así ya que estamos montando la tarta al revés.
  6. Una vez hemos empujado los bordes hacia dentro, le hacemos unos cuantos agujeritos por toda la masa.
  7. Hecho esto llevamos la cazuela al horno, y dejamos hornear entre 25 y 30 minutos.
  8. Una vez pasado ese tiempo, retiramos del horno. Y antes de que se enfríe, colocamos un plato debajo y damos la vuelta. Ahora sí tendremos las manzanas con su caramelo hacia arriba y la masa quebrada habrá quedado debajo, como en una tarta normal.
  9. Se puede servir junto con helado de vainilla o nata montada, ambas cosas quedan genial. En nuestro caso utilizamos nata montada y fue todo un acierto. Pero seguro que con una bola de helado de vainilla y algo de galleta picada tipo Lotus también queda delicioso!

Bon appétit chefs!

Receta Brownies con nueces

Brownies con nueces, una receta indispensable si eres un adicto al chocolate!

Los brownies son una de mis recetas preferidas para postres, sobretodo la que lleva nueces. Me encanta el contraste de lo blandito que es con los trozos crujientes de nueces, además si lo acompañas con una bola de helado, un poco de nata montada o dulce de leche está más que delicioso.

Es una receta bastante fácil de preparar y los resultados son geniales. El brownie realmente se creó por un error que cometió un cocinero al no añadir levadura a su bizcocho de chocolate, curioso eh?

Ingredientes para elaborar nuestros brownies con nueces:

  • 150 Gr de Chocolate Negro para postres
  • 100 Gr de Mantequilla sin Sal
  • 150 Gr de Azúcar
  • 80 Gr de Harina de repostería
  • 3 Huevos
  • 75 Gr de Nueces troceadas
  • 1 Cucharada de Esencia de Vainilla

¿Cómo hacer los brownies con nueces? Pasos a seguir:

  1. Antes que nada vamos a poner el horno a precalentar a 180ºC y mientras tanto vamos a ir preparando la receta.
  2. Ponemos el chocolate negro a fundirse al baño maría y le añadimos la mantequilla troceada. Cuando los dos ingredientes se hayan derretido completamente los apartamos del fuego.
  3. En un bol nos ponemos a batir los huevos mientras poco a poco vamos añadiendo el azúcar. Cuando la mezcla nos quede como una pasta lo añadimos junto con el chocolate y la mantequilla.
  4. Con una espátula ayudamos a que los ingredientes se mezclen bien realizando movimientos envolventes. Entonces añadimos la harina tamizada a esta mezcla y el toque de esencia de vainilla, los volvemos a mezclar de nuevo ahora con la ayuda de unas varillas.
  5. Troceamos las nueces un poco y las añadimos a la mezcla. Ahora ya queda verter nuestra masa de brownies en el molde, recordad que es mejor escoger uno ancho y bajo que no pequeño y profundo.
  6. Añadimos papel de horno a nuestro molde para que no se nos peguen los brownies y vertemos la masa en él. Introducimos el molde en el horno que ya debería haber alcanzado los 180º y los dejamos hornear durante al menos 25 minutos.
  7. Pasado este tiempo podemos mirar si ya está hecho y si le faltase un poco dejarlo otros 5 minutos.
  8. Hecho esto desmoldamos los brownies y primero los dejamos enfriar. Una vez se hayan templado ya podemos cortarlos a cuadrados y servir en un plato con una bola de helado, un poco de nata montada, dulce de leche o simplemente azúcar glas!

Espero que lo probéis y que os queden ricos y sobretodo que sea una receta que repitáis muchas veces. Si tú prefieres los brownies sin nueces te animo a probar la receta igualmente sin añadirlas, quedará igualmente deliciosa. Algunas veces he probado a echar también una cucharadita de canela en polvo o incluso a parte de las nueces unas pocas almendras. También son buenas ideas, hay bastantes variantes de esta receta y siempre se pueden encontrar ideas nuevas para hacer los brownies más ricos.

Bon appétit chefs golosos

Receta fácil del auténtico Tiramisú italiano

El tiramisú es uno de los postres más famosos de Italia, fresco y delicioso. Es una receta fácil de hacer pero que hay que dejar reposar su debido tiempo para poder degustarla. Para mi gusto es uno de los postres fríos más buenos.

Realmente existen dos tipos de tiramisú, esta receta es sin alcohol. Si quieres añadírselo puedes escoger un licor y juntarlo con el café frío antes de empapar los bizcochos de soletilla en él. El más típico es el licor Amaretto, tiene gusto a almendras dulces y es una bebida alcohólica italiana. Si no tienes amaretto puedes utilizar un licor de café o de chocolate por ejemplo.

Ingredientes para hacer 6 raciones de Tiramisú italiano

  • 4 Huevos
  • 100 gr de Azúcar
  • 400 gr de Queso Mascarpone
  • 200 gr de Bizcochos de soletilla o melindros ( Más bien duros )
  • 200 gr de Chocolate negro rallado
  • Cacao en polvo para decorar (Parte superior del tiramisú)
  • 200 ml de Café

Pasos a seguir para hacer Tiramisú italiano

Lo primero será preparar el café y dejar enfriando mientras vamos a ir separando las yemas de los huevos de las claras. En un bol ponemos las 4 yemas y en el otro únicamente ponemos la clara de dos de los huevos.

Con las varillas eléctricas batimos a punto de nieve las dos claras y las reservamos. En el otro bol o recipiente donde tengamos las yemas las batimos junto con el azúcar hasta que la consistencia sea espumosa.

Llegados a este punto vamos añadiendo el mascarpone lentamente y seguimos batiéndolo a poca velocidad para que se integre con las yemas y el azúcar. Cuando tengamos todo el mascarpone mezclado con las yemas y el azúcar añadiremos las 2 claras que teníamos montadas a punto de nieve.

Mezclamos con una espátula de silicona o de madera para que se integre todo. Cogemos un molde o una bandeja de cristal y empezamos a rellenarlo por capas.

Primero, empapamos los bizcochos de soletilla en el café préviamente enfriado y ponemos una capa que cubra el fondo. Cogemos el bol con la mezcla de mascarpone y ponemos una capa de esta encima de las soletillas ayudándonos con la espátula. Añadimos la mitad del chocolate rallado encima de la crema y repetimos el proceso. Volvemos a poner la capa de bizcochos empapados de café y otra encima de la crema de mascarpone y añadimos el chocolate rallado y si con estas dos capas hemos llenado el molde sólo quedaría espolvorear el cacao por encima. Si tienes un molde más grande y te permite hacer más capas repite el proceso y espolvorea el cacao en la capa superior.

Hecho esto metemos nuestro tiramisú en la nevera y sólo faltara dejarlo reposar unas tres horas. Al servirlo, puedes volver a espolvorear cacao en la parte superior ya que a veces en la nevera se humedece.

Y listo! Ya tenemos un postre de rechupete. Espero que lo disfrutéis tanto como yo, realmente es un postre fácil y con una presentación preciosa.

Bon appétit chefs!