Penne alla Vodka (Penne al vodka)

Después de más de un año, he vuelto a tener ganas de escribir y compartir aquí. Me ha asombrado la cantidad de visitas que seguían teniendo las recetas pese a hacer tanto que no publicaba una nueva. Así que aquí va. Espero que las ganas permanezcan y comparta más. Ya que a pesar de haber dejado de leer y escribir por un tiempo, he estado cocinando cada día igualmente. Aprendiendo recetas nuevas, y abusando de las que ya conozco.

La primera receta después de mi vuelta será macarrones con salsa alla vodka, o mejor dicho Penne alla Vodka.
Es una receta sencilla, y además de pasta, así que seguro que os gusta y triunfáis.

Al principio puede sonar raro…¿Pasta con vodka? Pero os aseguro que si la probáis lo entenderéis.

He buscado algo de información y parece ser un plato italoamericano, que se puso de moda en los años 80 por servirse en discotecas en Estados Unidos. Ojalá en las discotecas a las que iba yo me hubieran puesto un plato de macarrones! En cambio yo tenía una hora de trayecto hasta mi pueblo, abría la nevera y cuando tenía suerte, encontraba un táper con macarrones con tomate. Me los comía fríos y me sabían a gloria.

Pero dejando de lado sus inicios y la pequeña anécdota, veamos los ingredientes:

Receta Penne alla Vodka Ingredientes para 4 personas:

  • 4 Dientes de Ajo
  • 9 Tomates (Pelados y escaldados)
  • Aceite de Oliva
  • 8 Láminas de Jamón (Prosciutto) cortado fino
  • Queso parmesano en polvo (al gusto)
  • 30 gr de Albahaca fresca
  • 180 ml de Vodka
  • 60 gr de Mantequilla
  • 1 pizca de Peperoncino
  • 200 ml de Nata para cocinar
  • 400 gr de Penne Rigate (Macarrones)
  • Sal

Cómo elaborarlo? Receta de Penne alla Vodka paso a paso:

Pelar y picar bien finos los 4 dientes de ajo. Hacer un puré de tomate (triturar) los 9 tomates para posteriormente hacer la salsa. También puedes utilizar tomate triturado enlatado. Rallar el parmesano para que quede en polvo y cortar el jamón o prosciutto en tiras como si de bacon se tratase.

Empezamos echando un buen chorro de aceite de oliva a la sartén (como 3 o 4 cucharadas). La ponemos a fuego medio-alto, y añadimos el jamón cortado a tiras finas. Removemos y con la misma cuchara de madera lo rompemos para que quede en trozos más pequeños. Cuando empiece a dorarse y tornarse de un color marronoso añadimos los 4 dientes de ajo picados bien finos y la albahaca a la sartén. Cocinamos así un par de minutos y apagamos el fuego.

Añadimos los 180 ml de Vodka con el fuego apagado, esperamos a que se caliente con el calor reminiscente de la sartén y volvemos a encender el fuego medio-alto. Una vez que el vodka ha reducido, añadimos el puré de tomate y una pizca de peperoncino. Cocinamos unos 5 minutos y podemos retirar ya la albahaca. Ahora vamos a dejar cocinar el tomate hasta que reduzca bastante y se espese la salsa. Por lo tanto vamos removiendo y asegurándonos de que no se esté pegando a la base de la sartén. Tiene que hacer «xup xup», pero si vemos que está demasiado fuerte el fuego podemos bajarle un poco la intensidad.

Que la salsa de tomate triturado espese nos va a llevar una media hora, así que paciencia e ir removiendo es la clave. Cuando remováis con la cuchara de madera o espátula y la salsa tarde mucho en volver a «llenar» el hueco que habéis creado en el fondo de la sartén…Entonces está lista! Estará ya en el punto justo de espesor.

Ahora sí podemos agregar la nata a la sartén y la removemos para combinarla bien la salsa de tomate. Empezaremos a ver como la salsa se vuelve de un tono anaranjado-rosado. Ahora sí podemos poner agua a hervir con sal para preparar la pasta. Apagamos el fuego de la sartén con la salsa y reservamos en la sartén. Cuando el agua de la olla rompa a hervir añadimos los 400 gr de Penne Rigate y cocinamos según las indicaciones para que quede «al dente». Nos guardamos medio vaso del agua de la cocción de los macarrones y los escurrimos.

Volvemos a poner la sartén con la salsa a fuego medio-bajo y añadimos los macarrones junto con el medio vaso del agua de cocción que habíamos guardado. Removemos bien y añadimos la mantequilla con el parmesano. Apagamos el fuego y servimos!

Sin duda si nunca antes habíais probado este plato os enamorará! Probablemente se convierta en una de vuestras salsas preferidas para la pasta.

Bon appétit chefs

Receta fácil del auténtico Tiramisú italiano

El tiramisú es uno de los postres más famosos de Italia, fresco y delicioso. Es una receta fácil de hacer pero que hay que dejar reposar su debido tiempo para poder degustarla. Para mi gusto es uno de los postres fríos más buenos.

Realmente existen dos tipos de tiramisú, esta receta es sin alcohol. Si quieres añadírselo puedes escoger un licor y juntarlo con el café frío antes de empapar los bizcochos de soletilla en él. El más típico es el licor Amaretto, tiene gusto a almendras dulces y es una bebida alcohólica italiana. Si no tienes amaretto puedes utilizar un licor de café o de chocolate por ejemplo.

Ingredientes para hacer 6 raciones de Tiramisú italiano

  • 4 Huevos
  • 100 gr de Azúcar
  • 400 gr de Queso Mascarpone
  • 200 gr de Bizcochos de soletilla o melindros ( Más bien duros )
  • 200 gr de Chocolate negro rallado
  • Cacao en polvo para decorar (Parte superior del tiramisú)
  • 200 ml de Café

Pasos a seguir para hacer Tiramisú italiano

Lo primero será preparar el café y dejar enfriando mientras vamos a ir separando las yemas de los huevos de las claras. En un bol ponemos las 4 yemas y en el otro únicamente ponemos la clara de dos de los huevos.

Con las varillas eléctricas batimos a punto de nieve las dos claras y las reservamos. En el otro bol o recipiente donde tengamos las yemas las batimos junto con el azúcar hasta que la consistencia sea espumosa.

Llegados a este punto vamos añadiendo el mascarpone lentamente y seguimos batiéndolo a poca velocidad para que se integre con las yemas y el azúcar. Cuando tengamos todo el mascarpone mezclado con las yemas y el azúcar añadiremos las 2 claras que teníamos montadas a punto de nieve.

Mezclamos con una espátula de silicona o de madera para que se integre todo. Cogemos un molde o una bandeja de cristal y empezamos a rellenarlo por capas.

Primero, empapamos los bizcochos de soletilla en el café préviamente enfriado y ponemos una capa que cubra el fondo. Cogemos el bol con la mezcla de mascarpone y ponemos una capa de esta encima de las soletillas ayudándonos con la espátula. Añadimos la mitad del chocolate rallado encima de la crema y repetimos el proceso. Volvemos a poner la capa de bizcochos empapados de café y otra encima de la crema de mascarpone y añadimos el chocolate rallado y si con estas dos capas hemos llenado el molde sólo quedaría espolvorear el cacao por encima. Si tienes un molde más grande y te permite hacer más capas repite el proceso y espolvorea el cacao en la capa superior.

Hecho esto metemos nuestro tiramisú en la nevera y sólo faltara dejarlo reposar unas tres horas. Al servirlo, puedes volver a espolvorear cacao en la parte superior ya que a veces en la nevera se humedece.

Y listo! Ya tenemos un postre de rechupete. Espero que lo disfrutéis tanto como yo, realmente es un postre fácil y con una presentación preciosa.

Bon appétit chefs!