Receta Masa de Crepes Dulce

Esta receta de masa de crepes me encanta porque puedes comerlas sin necesidad de añadir relleno, al añadir el toque de extracto de vainilla le damos un sabor al crepe ya bastante dulce! A mí gracias al truco de añadir la mantequilla a la mezcla me salen perfectas, ni siquiera la primera sale rana.

Ingredientes Masa de Crepes Dulce

  • 5 Huevos
  • 65 gr Azúcar
  • 1 gr Sal
  • 5 gr Extracto de Vainilla
  • 250 gr de Harina ( Si usas harina especial para repostería mejor )
  • 625 gr de Leche ( De tu preferencia, puede ser vegetal )
  • 90 gr Mantequilla derretida sin sal

Cómo preparar la Masa de Crepes Dulce

  1. En un bol, añadimos los 5 huevos con los 65 gr de azúcar y una pizca de sal. Mezclamos bien con unas varillas manuales.
  2. Añadimos también un chorrito de extracto de vainilla y volvemos a mezclar con las varillas.
  3. Tamizamos la harina para que nos quede sin grumos y batimos, ahora la masa nos quedará bastante densa.
  4. Cuando la harina está bien incorporada a la mezcla de los huevos y el azúcar echaremos poco a poco la leche.
  5. Mezclando e integrando muy bien mientras la seguimos añadiendo lentamente.
  6. Por último añadimos la mantequilla derretida a la masa, removemos, tapamos con film y dejamos en la nevera reposar por 30 minutos.
  7. Pasados los 30 minutos sacamos la masa de la nevera y la removemos un poco otra vez. La podéis pasar por un colador de malla fina, a mí me gusta hacerlo para asegurarme de que no ha quedado ningún grumo.
  8. Calentamos una sartén a fuego medio-alto. El truco de añadir la mantequilla derretida a la masa es que si tenéis una sartén decente no hace falta engrasarla.
  9. Añadimos con un cucharón masa en el centro de la sartén y la esparcimos para que cubra la superfície de la sartén.
  10. Cuando se formen burbujas en nuestra masa será la señal de que podemos darle la vuelta. A mí me gusta utilizar una lengua de cocina para girarlas. Cocinamos por el otro lado durante 20 segundos y listo.
  11. Repetimos el proceso con todas las crepes y rellenamos al gusto!

Bon appétit chefs!

Tortitas sanas de plátano – Healthy Banana Pancakes

Tortitas sanas ? Sí, tortitas sanas de plátano, con súper pocos ingredientes y muy fáciles de hacer. Si sois unos amantes del dulce como yo, sabréis que no se puede abusar de las comidas con tanto azúcar, por mucho que estén deliciosas. Dije hace unos posts, que uno de mis propósitos es comer mejor y más sano. A veces comer más sano también puede significar dejar de lado los productos ultra-procesados. Aun que considero que en mi casa se cocina mucho, sí que es verdad que también compramos cosas “no saludables”. Y con esto me refiero a natillas, botes de salsa, patatas fritas con el terrible glutamato monosódico y este tipo de cosas. Cosas que realmente si te paras a pensar podrías preparar tú en un momento, como por ejemplo la mayonesa, el hummus, unas natillas caseras… La cosa es que no siempre hay tiempo o si lo tienes prefieres descansar. Y es totalmente normal, por eso quería dejaros hoy una receta muy dulce y sana que podéis preparar tanto para desayunar como merendar. Las tortitas de plátano, versión sana. Con muy pocos ingredientes y deliciosas. Las podéis acompañar con fruta cortada, un poco de miel o sirope de ágave. Si os sentís sexys podéis probar también a comerlas con la crema de cacao casera tipo nutella, os dejo la receta de la nutella casera vegana haciendo click aquí.

Ingredientes para preparar tortitas de plátano saludables:

  • 2 Plátanos maduros, para que sean más blanditos y dulces
  • 2 Huevos grandes
  • 2 cucharadas de Canela
  • Aceite para engrasar la sartén ( si ponéis un par de gotas en un trozo de papel de cocina y lo pasáis por la sartén con muy poquito estará lista! )
  • Leche vegetal (o de tu preferencia) sin azúcar

Pasos para preparar las tortitas de plátano en unos minutos!

  • Primero cogemos un bol y cascamos los dos huevos, le añadimos las dos cucharadas de canela y batimos bien con unas varillas.
  • Si tenéis una batidora tipo batidos podéis añadir la mezcla de los huevos con la canela directamente allí junto a los dos plátanos cortados a rodajas. Si la tenéis de mano de toda la vida añadís los plátanos cortados a rodajas al bol y batís hasta que la mezcla quede homogénea añadiendo un chorrito de leche.
  • Hecho eso la masa está lista, sí, en menos de 5 minutos! Ponemos la sartén a fuego medio-alto, engrasándola con un poquito de aceite y esparciendo con un papel de cocina.
  • Coger un cucharón de servir caldo y formar tortitas, la medida que a mí me gusta sería aproximadamente de 8x8cm. Pero podéis hacerlas del tamaño que más os gusten.
  • Una vez pasados 3 minutos o 4 podemos darle la vuelta a la tortita, y en un par de minutos ya estará lista por los dos lados!
  • Repetir el proceso hasta acabar la masa y servir en un plato. Podéis utilizar frutas, un poco de yogurt, miel o incluso “nutella sana” para acompañarlas. Si os animáis a probarlas con la receta de nutella que dejé por aquí hace un tiempo no os arrepentiréis!

Y así hemos conseguido preparar un desayuno o merienda sano, aunque sean unas tortitas podéis comerlas un par de veces o tres a la semana sin sentiros mal. Sus ingredientes son simplemente huevos, plátano, muy poquita leche y canela. La leche además sirve básicamente para darle a la masa una consistencia más parecida a la de las tortitas de verdad. Pero su sabor es delicioso y además son saludables. Probarla y si alguien se hace fan de las tortitas de plátano como yo que me lo diga en los comentarios 🙂

Bon appétit chefs!

Receta de Lentejas caseras sin chorizo

Hoy traigo la receta que he estado cocinando hace apenas 20 minutos. Unas lentejas cocidas, sí, a pleno 25 de agosto. Pero me apetecían mucho desde hace ya días, soy una mujer de cuchara supongo. En fin, la receta de hoy es sin agregarle chorizo ni carne a las lentejas, pero si lo preferís con el chorizo lo podéis añadir de todas maneras.

Ingredientes para Lentejas caseras:

  • 500 g Lentejas
  • 3 Zanahorias
  • 1 Cebolla grande
  • 2 cucharadas de Pimentón Dulce
  • 4 cucharadas Aceite de Oliva
  • 1 Pimiento Verde
  • 1/2 Pimiento Amarillo
  • Laurel
  • 5 cucharadas Tomate triturado
  • Caldo de Verduras
  • Sal
  • Pimienta
  • 2 Patatas pequeñas

Pasos para preparar lentejas caseras:

  1. Lo primero que hago es dejarme toda la verdura cortada. Así que vamos a cortar a rodajas finas las zanahorias, la cebolla la picamos fina y los pimientos igual.
  2. Cogemos un colador y lavamos las lentejas.
  3. En una olla o cazuela añadimos el aceite de oliva y pochamos las verduras a fuego bajo unos 10 minutos. Hecho eso, añadimos al aceite el pimentón dulce y salpimentamos.
  4. Añadimos el tomate triturado y dejamos sofreír por unos 3 minutos.
  5. Echamos a la olla o cazuela las lentejas, y las tapamos con el caldo de verduras (o agua si no tenéis). Recordad que el caldo o el agua debe estar frío, para que empiecen a cocer lentamente. Añadimos las hojas de laurel.
  6. Vamos a dejar cocer las lentejas durante 50 minutos a fuego suave. Podemos ir removiendo y agregar un poco más de caldo según lo espesas que os gusten. Cuando queden 15 minutos añadir las patatas cortadas muy pequeñitas.
  7. Pasado ese rato las lentejas estarán hechas! Y la cocina olerá de maravilla.

Bon appétit chefs!

Cheesecake de arándanos frío (sin hornear)

El viernes pasado celebrábamos el cumpleaños de mi hermano mayor y una de sus tartas preferidas es el Cheesecake de arándanos. Antes lo solía preparar mi madre para ocasiones especiales y creo que lo que más le gustaba a mi hermano era la combinación de la base de galleta picada con el relleno de crema de queso y nata. La hemos preparado con distintas galletas para la base, pero sin duda las ganadoras son las lotus biscoff. Vamos a ver qué ingredientes necesitamos y cómo preparar el cheesecake de arándanos sin hornear.

Ingredientes Cheesecake de arándanos:

Para el puré de arándanos que utilizaremos durante la receta:

  • 200 g de Arándanos
  • 65 g de Azúcar
  • 5 g jugo de Limón

Para la base :

  • 120 g de galleta Lotus picada
  • 50 g de Mantequilla sin sal

Para el relleno de la tarta:

  • 200 g Queso crema
  • 50 g Azúcar
  • 35 g Yogur Natural
  • 5 g jugo de Limón
  • 5 g de Gelatina en hoja
  • 120 g Nata Montada
  • 65 g puré de Arándanos (que preparamos nosotros)

Para decorar la tarta:

  • 100 g Puré de Arándanos
  • 50 g Nata Montada
  • 2 g Gelatina en hoja

Pasos para preparar el Cheesecake de Arándanos:

  1. El primer paso será coger una cazuela y poner dentro a fuego medio-alto, los arándanos y 65 gr de azúcar. Vamos a ir removiendo hasta que hierva. Cuando hierva, ponemos el fuego bajo y seguimos removiendo los arándanos para ir consiguiendo el puré. Tiene que hervir hasta que el puré se espese. Añadimos los 5 g de jugo de limón y hervimos por un poco más.
  2. Apagamos el fuego y dejamos que se atempere. Cuando se haya enfriado un poco lo trituramos y reservamos.
  3. Cogemos los 120 g de galletas Lotus y los machacamos bien. A mí me gusta meter las galletas en una bolsa de congelados, la cierro bien y con ayuda del culo de un vaso voy aplastando hasta conseguir que quede toda bien picada.
  4. Ponemos las galletas picadas en un bol y añadimos los 50 g de mantequilla derretida. Mezclamos bien hasta que toda la galleta esté húmeda.
  5. En un molde de unos 15 cm de diámetro extendemos bien la mezcla de galleta con mantequilla y presionamos para que quede uniforme en la base. La base la tendremos que dejar en la nevera al menos media hora para que se endurezca.
  6. Ahora cogemos un bol y con unas varillas manuales vamos a batir la crema de queso. Para que la crema de queso quede suave y a temperatura ambiente. Añadimos el azúcar y seguimos removiendo.
  7. Ahora añadimos también al bol el yogur natural y el jugo de limón. Mezclamos bien.
  8. La hoja de gelatina la dejaremos mojada en agua fría unos 10 minutos y después la meteremos en el microondas 10 segundos. Cuando esté derretida la añadimos en el bol y mezclamos rápidamente con los demás ingredientes.
  9. Ahora añadimos también a la mezcla 120 g de nata batida y mezclamos suavemente con las varillas.
  10. Vamos a utilizar el relleno en dos tandas, así que a mí me gusta pasarlo a una jarra medidora y utilizar mitad y mitad.
  11. Sacamos el molde con la base de la tarta de la nevera y ponemos la mitad del relleno que nos ha salido. Extendemos bien para que quede uniforme.
  12. Ponemos el puré de arándanos que hemos hecho antes en una manga pastelera. Y encima de la mitad del relleno de la tarta añadimos unos 65 gramos. Y después encima de eso colocamos la otra mitad del relleno.
  13. Volvemos a añadir por encima de la tarta un poco más de puré de arándanos y lo metemos en la nevera por 30 minutos.
  14. Mezclamos el resto del puré de arándanos con 50 g de nata y batimos. Añadimos 2 g de gelatina deshecha en agua y removemos. Añadimos la mezcla sobre la tarta y refrigeramos durante 3 horas para que se solidifique.
  15. Pasado ese rato, podéis utilizar dos paños de cocina calientes y colocarlos alrededor del molde para que sea más fácil retirarlo.
  16. Si os han sobrado, podéis utilizar unos cuantos arándanos más para decorar la tarta.

Bon appétit chefs!

Receta Salsa de Pimienta

Hoy traigo una receta muy sencilla, una salsa de pimienta, ideal para acompañar carnes e incluso patatas! Yo solía ser de la que pide carne al roquefort, pero mi pareja consiguió que probase la salsa de pimienta, y me enamoré. En los supermercados venden sobres con la salsa a los que sólo hay que añadir agua y mantequilla y pum! La tienes lista. Pero sí que es verdad que todo casero sabe mejor, y para lo fácil que es, más vale currárselo un poquito no? La lista de ingredientes es bastante corta, así que vamos a ver cómo preparar la salsa de pimienta! Os recomiendo mucho probar a mojar patatas asadas o fritas con esta salsa, es uno de mis guilty pleasures, es sencillamente delicioso.

Ingredientes para preparar Salsa de Pimienta:

  • 40 gr de Mantequilla ( Con sal o sin )
  • 30 gr de Granos de Pimienta ( recomiendo que utilicéis pimientas mezcladas, negra, blanca y verde )
  • 180 ml Nata para Cocinar
  • 1/2 cubito de concentrado de Caldo ( puede ser de carne o de verduras )
  • 2 cucharadas de Agua

Cómo preparar Salsa de Pimienta:

  1. Ponemos en una sartén o cazuela la mantequilla a derretir junto con los granos de pimienta, y cocinamos a fuego medio-bajo unos 5 minutos. Esto servirá para que los granos de pimienta se tuesten y suelten su sabor en la mantequilla.
  2. Ahora añadimos la nata para cocinar y removemos, añadimos el medio cubito de concentrado de caldo y lo disolvemos bien en la salsa. Seguimos con un fuego medio-bajo.
  3. Pasados otros 5 minutos, cuando la nata empiece a a espesar añadimos las 2 cucharadas de agua y removemos. Probamos y rectificamos de sal si es necesario.
  4. Dejamos cocinar otros 5 minutitos en el fuego, removiendo de vez en cuando y ya estará lista!

Recomiendo que la sirváis muy calienta, ya que una vez se enfría pierde bastante su magia. Podéis utilizar para acompañar carnes, incluso para ensaladas, y sobre todo probad la salsa de pimienta con patatas por favor! Espero que probéis a prepararla en casa y la disfrutéis tanto como mi pareja y yo.

Bon appétit chefs!

Receta Arroz Frito estilo Tailandés – Thai fried rice

Mi amor por la cocina asiática es innegable, me encanta probarla y descubrir nuevas recetas. Me gusta mucho ir a tiendas de alimentación asiática y encontrar ingredientes que no tenemos en los supermercados. Hay una youtuber que me gusta mucho ya que tiene una voz super simpática y siempre sube vídeo-recetas de platos asiáticos, y una de ellas es este arroz. Una receta simple, con pocos ingredientes y fácil de preparar, pero que a la vez está buenísima. Arroz frito tailandés con pollo.

Ingredientes Arroz Frito Tailandés :

  • Pechuga de Pollo
  • Sal
  • Pimienta Blanca
  • 2 Vasos de Arroz ( Puede ser largo o redondo )
  • Salsa de Soja ligera
  • Salsa de Soja Dark ( una más espesa y con más sabor )
  • 1/2 Cebolla
  • 1 Cebolleta
  • 2 dientes de Ajo
  • 3 Huevos
  • Aceite Vegetal ( 4 cucharadas )
  • Lima (Opcional)

Cómo preparar Arroz Frito Tailandés con Pollo:

  1. Primero vamos a hacer el arroz al vapor. Si tenéis vaporera perfecto, yo no la tengo y aún así lo puedo preparar. El truco está en lavar el arroz en un colador hasta que el agua salga clara y haya desaparecido el almidón. En una olla ponéis el arroz en el fondo y cubrís con agua. Yo utilizo 4 vasos y medio por 2 vasos de arroz. Una vez hayáis echado el agua aplanar el arroz en el fondo para que quede uniforme.
  2. Tapamos la olla (preferiblemente la tapa debería dejar vernos lo que pasa en el interior para saber cuando hierve). Ponemos el fuego al máximo y cuando rompa a hervir el agua, lo bajamos y dejamos tapado y cociéndose 15 minutos. Pasados esos 15 minutos apagamos el fuego pero dejamos el arroz en la olla tapado por otros 15-20 minutos para que acabe de hacerse con el vapor de la olla.
  3. En una bolsa de congelar ponemos el pollo cortado a trozos y le añadimos 2 cucharadas de salsa de soja ligera y una cucharadita de pimienta blanca, mezclamos bien y dejamos en la nevera por media hora para que se marine.
  4. De mientras podemos ir cortando las verduras, picamos bien la cebolla, la cebolleta y los dos dientes de ajo y reservamos.
  5. Cuando el pollo ya esté marinado, calentamos aceite vegetal en una sartén y doramos el pollo marinado con soja y lo reservamos.
  6. Ahora en el aceite caliente echamos los huevos. Cuando estén cuajando y friéndose los revolvemos y añadimos la cebolla y el ajo picados. Añadimos una pizca de sal y algo más de pimienta blanca.
  7. Removemos para crear un revuelto de huevos con las verduras y cocinamos por 2 minutos. Pasado ese tiempo volvemos a agregar el pollo y el arroz. Y añadimos una cucharada de Salsa de Soja Dark y 4 de Salsa de Soja ligera.
  8. Cuando el arroz lleve friéndose unos 3-4 minutos añadimos la cebolleta y dejamos cocinar por un par de minutos más.
  9. Servimos caliente, y si os gusta y tenéis lima podéis añadir un chorrito encima del arroz.
  10. Arroz frito estilo tailandés con pollo terminado! Súper fácil y rápido.

Bon appétit chefs!

Cheesecake de Oreo sin hornear

Las galletas Oreo son una de las más famosas galletas en el mundo! Sándwiches redondos de galleta de chocolate con relleno de crema dulce, deliciosas. Hay muchas maneras de preparar tartas frías de oreo, pero en este caso haremos una cheesecake de Oreo fría, sin necesidad de hornear.

Si la queréis preparar debéis contar con que al llevar gelatina y ser una tarta cheesecake de oreo fría, deberá reposar 3h en la nevera. Dejando de lado eso, la elaboración de la cheesecake de oreo es sencilla y el resultado es delicioso. Podéis prepararla como tarta de cumpleaños para algún ser querido o como postre especial para cualquier ocasión.

Ingredientes Cheesecake Oreo

  • 90 gr de Galleta Oreo picada (Sin el relleno)
  • 40 gr de Mantequilla sin sal deshecha
  • 250 gr de Crema de Queso
  • 60 gr de Leche Condensada
  • 2 gr Extracto de Vainilla
  • 4 gr Gelatina líquida
  • 200 gr Nata Montada ( Sólo montada al 50% )
  • 10 Oreos
  • Polvo de Galleta Oreo ( Galleta picada muy fina sin el relleno )
  • 4 Galletas Oreo ( Para decorar la tarta por encima )

Cómo preparar la tarta Cheesecake de Oreo:

  1. El primer paso será desmontar unas cuantas galletas y separar por un lado el relleno y por el otro la galleta, en boles diferentes. Con la galleta, necesitaremos picar 90 gr para hacer la base de la tarta.
  2. Podemos picar triturando con una picadora o minipimer. Le añadimos en un bol la mantequilla previamente deshecha y mezclamos con una lengua de silicona hasta que toda la galleta picada esté húmeda por la mantequilla.
  3. Cogemos un molde redondo y presionamos la mezcla de galleta picada con mantequilla en el fondo para formar la base. El molde que yo utilizo es de 15cm x 7cm. Lo metemos tapado con film en la nevera para que la base se endurezca.
  4. Ahora cogemos otro bol grande y con unas varillas de silicona batimos la crema de queso a mano, a esto le añadimos el extracto de vainilla y la leche condensada. Mezclamos otra vez y añadimos 4gr de gelatina líquida a la mezcla.
  5. En otro bol batimos la nata pero a un 50%, es decir, no la acabamos de montar, la dejamos con cuerpo pero algo líquida. Cuando la tengamos la añadimos al bol que contiene la mezcla de la crema de queso con los demás ingredientes y mezclamos un poco más con las varillas. Nos tiene que quedar una mezcla cremosa.
  6. Cogemos las 10 galletas oreo enteras y con las manos las partimos en 4 o 5 trozos cada una y las vamos añadiendo a la mezcla de nata y queso. Ahora mezclamos pero con una lengua de silicona, para que se incorporen bien en la masa.
  7. Sacamos el molde con la base de galleta de la nevera y ponemos encima la mezcla que acabamos de hacer, distribuyéndola bien con ayuda de la lengua para que quede uniforme, y la llevaremos a la nevera. Tiene que reposar allí 3 horas. Podemos darle unos ligeros toques al molde contra la encimera, con cuidado, para evitar que se formen burbujas o huecos.
  8. Pasadas esas 3 horas, con ayuda de un paño húmedo caliente vamos a desmoldar la tarta.
  9. Ahora cogemos otra vez y picamos aún más fino que la que utilizamos para la base galletas oreo. Otra vez sólo la parte de chocolate, sin el relleno. Con el polvo vamos a decorar los laterales de la tarta, con ayuda de una mano iremos colocando el polvo alrededor de la tarta. Presionando suavemente para que se quede pegada.
  10. Y finalmente añadimos también el polvo de galleta oreo por la parte superior de la tarta, así quedará toda cubierta por el polvo de galleta.
  11. Con las galletas que guardamos para decorar, las partimos por la mitad y las colocamos encima de la tarta.
Añadimos el polvo de galleta por alrededor de toda la tarta Cheesecake de Oreo.
Tarta Cheesecake de Oreo decorada.

Hecho esto ya tenemos la tarta lista, el tiempo de elaboración son unas 3 h y media debido a que tiene que reposar mucho rato en la nevera. Pero la elaboración en sí de ésta es bastante fácil y el resultado es buenísimo.

Bon appétit chefs!

Receta Galletas de café – Coffee Bean Cookies

Igual que ayer, hoy traigo otra de esas recetas que ese canal de youtube me hizo probar. Debo decir que hace bastante que no las hago, pero quedé muy contenta la última vez que preparé las galletas de café. Ya no sólo por su sabor, que era delicioso y más si te gusta el café, si no por lo bonitas que quedaron. Son unas galletas muy estéticas, y creo que un regalo perfecto para hacerle a algún ser querido amante del café. En unos días es el cumpleaños de una buena amiga mía, y creo que parte del regalo será darle un bote de galletas de café preparadas por mí!

Ingredientes para preparar Galletas de Café – Coffee Bean Cookies

  • 15 gr Leche Caliente
  • 7gr Café Instantáneo
  • 100 gr Mantequilla sin Sal a temperatura ambiente
  • 90 gr Azúcar Glas
  • 1 Yema de Huevo
  • 155 gr Harina de repostería
  • 15 gr Cacao en polvo
  • 30 gr Maizena

Pasos para preparar Galletas de Café:

  1. En un bol, echamos los 7 gramos de café instantáneo y le añadimos la leche caliente. Mezclamos bien hasta que no queden grumos y el café instantáneo se haya diluido perfectamente con la leche caliente.
  2. En otro bol, más grande, vamos a añadir los 100 gramos de mantequilla cortada a dados y con unas varillas de silicona vamos a empezar a aplastar y deshacer la mantequilla. Este paso puede ser un poco engorroso ya que mientras hacemos círculos con las varillas la mantequilla se irá quedando dentro, hay que tener un poco de paciencia.
  3. Seguimos batiendo hasta que la mantequilla ya esté deshecha y haya quedado como una pasta algo densa. Entonces añadimos el azúcar glas y seguimos removiendo hasta que vuelva a quedar cremoso y esté perfectamente mezclado.
  4. Lo siguiente es añadir la yema de huevo al bol y mezclar otra vez hasta que la mezcla quede homogénea. Ahora ya podemos añadir la primera mezcla que hicimos, el café con leche disuelto ( ya se habrá atemperado ).
  5. Cuando lo hayamos mezclado veremos que la pasta que estamos haciendo para crear la masa de las galletas nos quedará de un color marrón clarito, ahora vienen los ingredientes secos.
  6. Encima del bol y con un colador fino, tamizamos la harina, el cacao en polvo y la maizena, dando ligeros toques al colador para que caiga fina y sin grumos.
  7. Ahora vamos a mezclar la masa pero con una espátula o lengua (fuera varillas), vamos a mezclar realizando movimientos envolventes, círculos de fuera hacia dentro.
  8. Una vez que todos los ingredientes se hayan mezclado y nos haya quedado una masa húmeda y pegajosa podemos pasar a las manos, vamos a amasarla hasta que la masa sea de un color marrón oscuro.
  9. Cogemos una porción de la masa y pasamos a la encimera, no hace falta añadir harina ya que no se pegará. Con una porción creamos un rulo, y hacemos cortes para quedarnos con trozos de masa de unos 5gr cada uno. Esto con báscula en mano! Sé que es un poco tedioso, y ya dije que es perfeccionista, pero así la forma nos quedará perfecta.
  10. Repetimos el paso con todas las porciones de masa y cuando tengamos las bolitas de 5gr hechas empezaremos a darles la forma del grano de café.
  11. Con ayuda de nuestras manos, le daremos forma a las galletas, el primer paso es hacer una bola ovalada. Cuando las tengamos dispuestas en una bandeja de horno, con un cuchillo por ejemplo marcaremos una línea en el centro, imitando así los granos de café.
  12. Ahora que tenemos las galletas con la forma hecha vamos a meterlas en la nevera durante una hora.
  13. Pasada esa hora en la nevera las podemos hornear, con el horno precalentado a 160ºC, las horneamos durante 12 minutos.
  14. El resultado son unas preciosas y deliciosas galletas de café en forma de grano que enamorarán a todo amante del café!
Galletas de grano de café

Bon appétit chefs!

Receta Pan de Leche Esponjoso

Sin duda una de las cosas que, al menos a mí, más me impresionaba de probar son las recetas para preparar pan. El pan de leche se puede disfrutar de muchas maneras: mojado en el café con leche como hacía mi abuela, junto con unas onzas de chocolate, untando mantequilla y mermelada, con crema de cacao…

Es una receta dulce que es genial tener preparada en casa, hace los desayunos y las meriendas más fáciles y deliciosos. Conlleva tiempo ya que hay que dejar mucho rato reposar la masa, pero una vez está listo vale la pena. La receta de pan de leche que os enseño hoy la aprendí gracias a un youtuber que sólo hace repostería, y hace que hasta las recetas más complicadas parezcan simples. Pone mucho cuidado y esmero en todo lo que hace, y sus resultados lo muestran, es un perfeccionista. Todo lo que cocina da la impresión de que hasta podría curar el cáncer, todo se ve delicioso incluso al otro lado de la pantalla, así que esta es una de muchas recetas que adoro de su canal. Anímate a preparar este suave y esponjoso pan de leche.

Ingredientes para el Pan de Leche:

  • 260 gr Harina Para Pan
  • 30 gr Azúcar
  • 5 gr Sal
  • 4 gr Levadura Seca
  • 30 gr Clara de Huevo
  • 140 gr Leche Caliente
  • 30 gr Mantequilla sin Sal

Pasos para preparar Pan de Leche Esponjoso:

  1. Poner en un bol la harina, la sal, el azúcar y la levadura seca y mezclar con una espátula.
  2. Añadimos los 30 gr de clara de huevo y la leche caliente y continuamos mezclando con la espátula.
  3. Cuando los ingredientes se hayan empezado a ligar podemos empezar a amasar con las manos.
  4. Cuando hayamos estado trabajando la masa un rato y no se nos quede pegada en las manos añadimos los 30 gr de mantequilla cortada a trozos en el bol para seguir amasando, la mantequilla la debemos tener a temperatura ambiente.
  5. Después de amasarla con la mantequilla un rato, la masa nos quedará suave pero con forma, la redondeamos y dejamos tapada en el bol con papel film durante una hora para que doble su tamaño.
  6. Es hora de pasar a amasar fuera del bol, así que preparamos algo de harina para extender por la encimera o superficie donde vayamos a amasar y en nuestras manos, así evitamos que la masa se nos pegue.
  7. Primero aplanamos la masa y después la empezamos a enrollar sobre sí misma para que nos quede un “rulo” de masa, vamos a cortar el rulo en tiras de unos 3-4 cm de ancho.
  8. Cogemos cada porción de masa y la redondeamos en la palma de nuestra mano hasta conseguir una bolita de masa. Repetimos el paso con todas las porciones que nos hayan salido.
  9. Dejamos reposar todas las bolitas tapadas con film unos 15-20 min.
  10. Pasado ese rato vamos a volver a dar forma a todas las bolitas, así que de una en una, las cogemos, aplanamos la masa y creamos un “saquito” al que le damos forma de bola en nuestras manos, repetimos otra vez el paso con todas y las vamos depositando en un molde de horno.
  11. Aconsejo utilizar uno rectangular de 25x15cm, podéis utilizar también una bandeja de horno. Antes de colocarlas en la bandeja o molde, ponemos papel de horno en el fondo para evitar que se peguen, y las colocamos de una en una. Dejando un espacio entre ellas de 2 a 3 cm.
  12. Volvemos a tapar con papel film y dejaremos reposar 1h más para que doblen su tamaño.
  13. Precalentamos el horno a 150ºC durante 5 minutos antes de meter el pan de leche.
  14. Cuando quitemos el film veremos que ya han crecido, les espolvoreamos un poco de harina por encima y horneamos el pan durante 15 min a 150ºC.
  15. Al sacarlos del horno, con cuidado los ponemos con ayuda del papel de horno sobre una rejilla y los dejamos atemperar.
  16. El resultado será unos deliciosos bollitos o pan de leche súper suaves y esponjosos!
Receta Pan de Leche Esponjoso

Bon appétit chefs!

Receta Gazpacho sin pan

Si hay una receta española típica para el verano es el Gazpacho! Se sirve frío, es sano, ligero y además ayuda a consumir la ración de fruta y verdura recomendada para el día. Omitiendo el pan además en esta receta hacemos que tenga aún menos calorías de las que suele tener, que la textura sea algo más fina y apta para celíacos.
En mi casa que yo recuerde nunca le han echado pan al gazpacho casero. Si os animáis a prepararlo recordad que al ser casero os podrá aguantar como mucho 3 días en la nevera. Vamos a ver los ingredientes que necesitamos para preparar un buen gazpacho casero sin pan!

Ingredientes para preparar el Gazpacho

  • 8 Tomates Maduros
  • 2 Pepinos pequeños – medianos
  • 1 Pimiento Verde
  • 1/2 Cebolla mediana
  • 2 dientes de Ajo
  • 1 chorrito de Vinagre de Jerez
  • Sal y Pimienta al gusto
  • Agua
  • Aceite de oliva

Cómo preparar una buena receta de Gazpacho sin pan:

  1. Lo primero que vamos a hacer es lavar y cortar las verduras. Después de haberlas lavado, cogemos los tomates y los partimos a trozos, retirando los tallos duros. Pelamos los pepinos y los cortamos también.
  2. Del pimiento retiramos la cabeza y las pepitas y lo cortamos a dados. Hacemos lo mismo con la media cebolla y los dientes de ajo.
  3. Colocamos las verduras troceadas en un bol o recipiente para la batidora eléctrica y añadimos sal y pimienta al gusto.
  4. Mientras estamos triturando las verduras añadimos un chorro de aceite de oliva poco a poco para ir emulsionando y un chorrito de vinagre de Jerez, sin pasarnos con el vinagre.
  5. Removemos para evitar que nos queden tropezones sin triturar de verduras y seguimos batiendo hasta conseguir la textura del gazpacho, si vemos que ha quedado muy denso podemos añadir poco a poco agua mientras trituramos.
  6. Cuando la consistencia sea la que queremos lo pasamos por un colador para que la textura del gazpacho sea más ligera.
  7. Lo dejamos reposar en la nevera al menos una hora antes de consumir, para que esté bien fresquito! Podemos servir el gazpacho con unos trozos más de tomate y pepino picaditos pequeños e incluso unos picatostes.

O bien sin añadirle nada más, mi madre se toma el gazpacho en vaso, sin guarnición y no hay quien la pare!
Es una muy buena receta para combatir el calor en verano y además omitiendo el pan tiene menos calorías y es apta para celíacos.

Si sois gazpacheros animaros a probarla 🙂

Bon appétit chefs!