Hace 4 meses abrí mi negocio!

Una tienda online en la que vendo cajas mensuales sorpresa donde el contenido principal es ramen instantáneo (original asiático) y en segundo lugar, snacks asiáticos! Noodsbox.com

Cómo empezó? De dónde salió la idea?

La idea surgió en la cuarentena que vivimos en 2020. Como casi todo el mundo, me dió por pedir cosas online y también por supuesto cociné mucho. El caso es que había un capricho que desde hace años me gustaba darme de vez en cuando. Ese capricho era el ramen instantáneo / fideos instantáneos. Y está claro que si vives en un pueblo y no estás acostumbrado a tener cerca tiendas de alimentación asiática, el primer contacto que tienes con el ramen instantáneo es Yatekomo. Me gustaba comprarlo de vez en cuando y comerlo mientras veía una serie o jugaba un rato al ordenador.

El caso es que un día, un poco antes de la cuarentena me dió por investigar tiendas online de comida asiática. Todo esto podríamos decir que también vino inspirado porque tengo un “guilty pleasure”, un poco vergonzoso de decir pero allá va : me gusta ver mukbangs/asmr de gente comiendo. Antes de entrar en detalles simplemente aclararé que más que gustarme por los sonidos me gusta ver la comida que preparan o que consumen los mukbangers. Eso me abrió un mundo. Ver tantos platos diferentes de tantas nacionalidades, algunos hechos caseros y otros muchos comprados. E incluso algunos, los que más se lo curran en mi opinión, en la introducción del vídeo te muestran la vídeo-receta de lo que preparan. En fin, un mundo nuevo.

Sin enrollarme más, prosigo con la historia. Muchos de mis mukbangers favoritos son asiáticos, y una de las muchas comidas que suelen hacer es ramen instantáneo, añadiendo toppings por supuesto, y dándole “gracia” a la manera en la que lo preparan. No se limitan a añadir el agua y los polvos del caldo. Crean realmente platos muy atractivos y apetecibles, que a mí, como consumidora de “yatekomos”, me llamaron mucho la atención.

Pues así fue como hice mi primer pedido, descomunalmente grande, de ramen instantáneo asiático. La cosa es, que para mi sorpresa, no había demasiados supermercados online con los productos que yo quería. Y algunos de los que los tenían me parecían bastante carillos, para qué mentir. Total que un día de cuarentena, comiendo todos en la mesa, se me ocurrió la idea de hacer cajas mensuales por suscripción donde ir poniendo variedad de ramen instantáneo y algún que otro snack asiático para que la gente probase.

Esto fue dicho como idea, y en medio cachondeo realmente, suelo hablar mucho y bastantes veces no pienso demasiado en lo que estoy soltando por la boca. Cuando estoy en confianza, claro. Pero para mi sorpresa mi pareja, que estudió Marketing y Publicidad, me miró y me dijo que no era una mala idea.

Darle vida a esa idea

Una vez esa idea vió la luz, tocaba darle forma. Y quién me iba a decir que era tan complicado…

A los veintipocos, y sin mucho dinero ahorrado, quisimos juntos (mi pareja y yo), llevar esa idea a cabo. No sabíamos muy bien dónde nos metíamos, pero él confiaba en mí y yo en él. Así que después de una charla con un amigo que también estaba comenzando con su proyecto personal, decidimos empezar a darle vida a la idea.

Pensamos bien en todo lo que necesitaríamos, en por qué a la gente le gustaría y cómo hacerlo para que saliese rentable. En cómo queríamos que fuese nuestra marca, el logo, los colores, la manera de hacer la web simple y comprensible… En todo!

Y la verdad que estamos aprendiendo mucho por el camino. Yo cada día me maravillo más de cuánto sabe él de edición y de diseño gráfico. Y de lo bien que se le da. Y además de cómo disfruto yo creando contenido para Instagram sobre la marca, de lo que le gusta a la gente que nos compra y de cómo creen en nosotros las personas que nos quieren.

Sin duda no es fácil, encontrar proveedores con precios “asequibles”, el precio de las cajas cuando no compras un tonel, las pegatinas, el precio inhumano de los envíos cuando aún eres un negocio pequeño. Lo que tienes que pagar de hosting de la web, el porcentaje que se lleva la web de tus ventas, los productos que acaban por caducarse por que aún no tienes las ventas que te gustaría tener…

Una inversión grande, y unos números que a día de hoy siguen siendo rojos como la sangre. Pero bueno, por algún sitio se empieza no?

Lanzando la web y haciendo los últimos retoques

Está claro que de la idea al producto final, la cosa cambia durante el camino. Lo que iba a empezar siendo una caja, con un solo tamaño, que se compraría con una suscripción mensual, ahora no es así. Ahora son 3 tamaños de caja, con opción de suscripción mensual (en la que te ahorras gastos de envío) o de compra única y además un apartado de venta de productos sueltos.

Suerte tengo de tener, a un hermano que estudió administración de empresas y sabe bastante de contabilidad. Él nos ayudó mucho para saber los precios que tendríamos que poner, para saber el margen de beneficio y para que fuesen atractivos para que la gente los comprase. Sin duda cosas que yo, sin ser mi fuerte las matemáticas, no podría haber hecho sola.

Así que finalmente lanzamos la web noodsbox.com, con las fotos que hicimos y retocamos nosotros, y con una primera compra de productos masiva que hicimos a un proveedor. Creamos con muchos, muchos problemas, la cuenta de negocios de Facebook e Instagram y ahí seguimos. Intentando hacernos un hueco en el mercado e intentando hacer crecer nuestros seguidores y nuestra presencia en las redes. Cosa que, confieso, pensaba que sería bastante más fácil.

El algoritmo de Instagram y cómo funciona del todo, se escapa a mi entender. Pero después de haber leído muchos blogs y tal, lo único que he sacado en claro es que premia a la constancia y a la interacción que generes.

Noodsbox.com

Sé que este contenido es muy diferente al que suelo hacer. Escribo recetas, porque me gusta mucho cocinar y me gusta escribir, y entre mis explicaciones de la receta a veces cuelo alguna que otra anécdota. Pero por alguna razón me apetecía escribir, y me apetecía contar mi experiencia y nuestro proyecto. Lo comparto esperando que hayáis disfrutado leyéndolo, si hay algún lector que se haya lanzado también a abrir su negocio espero que haya encontrado comprensión en mis palabras y animarle mucho a que le funcione bien! Y si a alguno le interesa pasarse para echar un vistazo a nuestra creación, le invito orgullosa y contenta a entrar en nuestra web o nuestro Instagram.

Aprovecho también para decir que tenemos un sorteo donde podéis participar hasta el día 31 de julio para ganar nuestra caja de tamaño grande, la Nakama Box Diamante!

https://www.instagram.com/noodsbox/

https://noodsbox.com/

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s